Última hora

Última hora

España, a punto de despertar del sueño al 'Dream Team'

Leyendo ahora:

España, a punto de despertar del sueño al 'Dream Team'

Tamaño de texto Aa Aa

La última jornada de los Juegos Olímpicos no fue, por el mero hecho de ser la última, menos intensa que el resto. De hecho, tuvo momentos de máxima emoción, excelsa competitividad deportiva, sonrisas, lágrimas…

Fue un día en el que se resolvieron algunas de las modalidades colectivas. Sin duda alguna, la que más expectación había levantado era la del baloncesto masculino. El Dream Team de Estados Unidos no tenía más remedio que cumplir con las expectativas: un equipo con Bryant, Durant, Lebron James o Carmelo Anthony siempre debe ser favorito. Pero enfrente estaba España, la España de Pau Gasol, pero también de Navarro, inconmensurable, y de Rudy, y de Ibaka… El equipo de Scariolo puso en serios apuros al norteamericano, que tuvo que esperar para despegarse en el marcador hasta el último cuarto, al que se llegó con una diferencia de un punto. En el último periodo se decidió el oro para el combinado favorito, 107-100. Aún no ha llegado quien sea capaz de despertar al Dream Team del sueño, pero España estuvo cerca. Quizás sea en Rio de Janeiro, dentro de cuatro años.

También siguen siendo reyes de la cancha los franceses, en su caso en balonmano. El combinado galo llegaba a la final para medirse a Suecia y buscar revalidar su título de campeón olímpico, y no falló en su cita con la gloria. 22-21 fue el resultado final.

En waterpolo la selección italiana, campeona del mundo este año y favorita para conseguir el título olímpico, cayó contra Croacia 8-6. Los balcánicos habían demostrado a lo largo de estos Juegos de lo que eran capaces al ganar todos sus partidos. A pesar de que los italianos se pusieron por delante en el marcador, Croacia supo recuperar a lo largo del encuentro y consiguió la primera medalla olímpica en este deporte desde su independencia.

Sorpresa también en la final de voleibol. Cuando todo parecía decidido, cuando Brasil acariciaba ya el metal dorado y parecía que iba a repetir la hazaña de Atenas 2004, Rusia dio la vuelta al partido. Los brasileños habían ganado los dos primeros sets y dispusieron de dos bolas de partido en el tercero, pero los rusos se llevaron el tercero y remontaron ganando también el cuarto y el quinto. Una plata amarga para los brasileños ya que para muchos de ellos el de este domingo fue su último partido con su selección.

La última prueba de atletismo en estos Juegos Olímpicos de Londres 2012 fue la del maratón masculino. Los kenianos Wilson Kiprotich y Abel Kirui, los dos grandes favoritos, se perfilaban como ganadores. Buscaban una victoria para dedicársela a Sammy Wanjiru, su compatriota y campeón olímpico en Pekín que falleció el año pasado en extrañas circunstancias.

Sin embargo, cuando faltaban cinco kilómetros para la meta apareció el ugandés Stephen Kiprotich, que atacó ante la impotencia de los kenianos que no pudieron hacer nada por alcanzarle.

Y después, la ceremonia final. Y después el adiós. O mejor el hasta luego: hasta Río.