Última hora

Última hora

La diplomacia británica se enfrenta al desafío de Ecuador

Leyendo ahora:

La diplomacia británica se enfrenta al desafío de Ecuador

Tamaño de texto Aa Aa

Es turno de la diplomacia británica. Tras serle otorgado el asilo diplomático en Ecuador a Julian Assange, fundador de Wikileaks, el Gobierno de Londres debe dar el paso: decidir si le da el salvoconducto para salir del país o no.

El asunto está lejos de ser resuelto: se esperan días de negociaciones y tira y afloja con Ecuador.

Lo explica el ministro de Exteriores británico, William Hague: “No estamos amenazando. Creo que todo el mundo ha visto la nota que han enviado nuestros diplomáticos en Ecuador. No hay nada amenazante en ella, sobre todo porque subraya que queremos trabajar amigablemente para resolver este asunto, que estamos preparados para seguir con nuestras negociaciones diplomáticas, todo ello forma parte de la nota. Pero también deja claro la posición legal de este país… no puede dar paso libre a alguien en su situación”.

La defensa de Assange se prepara también para pelear judicialmente el estatus de su detenido. El asilo diplomático no está reconocido en la ley de Reino Unido y eso complica una salida rápida.

El abogado de Assange en Suecia explica que la fiscal sueca debería cambiar su actitud e ir a Londres a interrogar a Assange, ya que le han concedido asilo político. Mientras su abogado principal, el exjuez Baltasar Garzón, ha asegurado que Reino Unido no puede eludir otorgar el salvoconducto

Gran Bretaña puede evocar una ley de 1982 que podría revocar el privilegio diplomático de la embajada ecuatoriana y entrar a detenerle.

En todo caso tendrían que avisar con una semana de antelación y los expertos no se ponen de acuerdo en si es un derecho legítimo del país.