Última hora

Última hora

La inestabilidad y la incertidumbre rodean Israel

Leyendo ahora:

La inestabilidad y la incertidumbre rodean Israel

Tamaño de texto Aa Aa

De un lado se encuentra Israel, del otro, Siria, donde la guerra devasta el país desde hace 17 meses. Más allá de Siria se encuentra también Irán que multiplica en las últimas semanas las provocaciones contra Israel, país que habla cada vez más de una posible intervención militar contra Teherán.

Una situación de gran tensión que aumenta el nerviosismo de los israelíes frente a un eventual uso de armas nucleares o químicas por parte de sus enemigos. Las distribuciones masivas de máscaras antigás y las comprobaciones de los sistemas de alerta, son prueba de ello.

“Todo el mundo en la calle habla de lo mismo, explica un analista, ¿Israel acabará atacando? y, sobre todo, ¿cuándo?”

Desde el principio de la primavera árabe, Israel se encuentra en una zona de turbulencias. El nuevo mundo árabe que se diseña en los países vecinos no era el que los expertos de Tel Aviv se esperaban.

Los dirigentes iraníes han vuelto a calificar esta misma semana al Estado hebreo de “tumor cancerígeno” creado por los occidentales en medio del mundo islámico. El presidente iraní se dirigió directamente a los estadounidenses además de a los israelíes.

“Estais ante un nuevo Oriente Medio. Un nuevo Oriente Medio que nacerá y, con la ayuda de Dios y de las naciones, en ese nuevo Oriente Medio no quedará rastro ni de los estadounidenses ni de los israelíes”, dijo.

Pero la amenaza y el miedo también llegan desde territorio sirio. Recientemente, los rebeldes aseguraron haber registrado movimientos de armas químicas en el país. Damasco ha reconocido, de hecho, poseer un gran arsenal de esas armas. Utilizarlas, ha advertido Barack Obama, supondría “traspasar un límite”.

Los expertos estiman que podrían existir al menos cinco centros de producción de armas químicas en todo el país además de unos 20 ó 30 lugares de almacenamiento, sobre todo de forma líquida conteniendo gas mostaza y gas sarín, entre otros.

Las amenazas del presidente estadounidense podrían disuadir a Bachar al Asad, pero aún así, pódría haber riesgos.

“Soy pesimista sobre la posibilidad de que esas armas puedan acabar en manos de Hezbolá, explica un experto. En ese caso, Israel tendrá que hacer frente a un gran desafío”.

Israel ya ha expresado su temor a que esas armas acaben en manos de la milicia chií o de grupos yihadistas que se habrían infiltrado entre los opositores al régimen sirio.

Artículos relacionados: Mark Regev: “frente a Irán todas las opciones están sobre la mesa”