Última hora

Última hora

La NASA presenta InSight, el robot hermano de Curiosity

Leyendo ahora:

La NASA presenta InSight, el robot hermano de Curiosity

Tamaño de texto Aa Aa

Dos semanas después del exitoso aterrizaje del rover Curiosity en Marte la agencia espacial estadounidense ha anunciado que enviará un nuevo explorador al planeta rojo en 2016. Se trata de InSight, que no será un robot viajero como el célebre Curiosity. Su misión será perforar el suelo de Marte para estudiar su evolución geológica. El fabricante también será el JPL, el Jet Propulsion Laboratory de Pasadena, California. El robot experto en sondeos cuesta menos que su hermano: 425 millones de dólares frente a los 2.500 que ha costado Curiosity.

“La exploración de Marte es una de las prioridadesd de la NASA y el envío de InSight garantiza que vamos a seguir descifrando los misterios del Planeta Rojo para establecer las bases de una futura misión tripulada” explica en su comunicado Charles Bolden, responsable de la agencia. La misión busca determinar también si el núcleo de Marte es sólido o líquido y por qué su superficie no está compuesta de placas tectónicas móviles como la Tierra.

Curiosity se ejercita

Mientras tanto Curiosity continúa sus tareas de exploración. El robot ha puesto en marcha la ChemCam (Chemistry and Camera instrument), compuesta de un láser, un telescopio y una cámara. Esta extraodinaria herramienta ha permitido efectuar un primer análisis de las rocas y el suelo alrededor del robot. El láser irradia las piedras mientras la cámara y el telescopio permiten ver si la composición de la piedra cambia, lo que puede indicar la presencia de otros elementos.

“Es esperanzador. La ChemCam, que va a anlizar varios miles de objetos en los próximos años, podría llevarnos a descubrimientos científicos importantes” indica Sylvestre Maurice, uno de los responsables del proyecto francés ChemCam en el Instituto de Investigación en Astrofísica y Planetología de Toulouse, Francia.

El lunes el robot desplegó por primera vez su brazo teledirigido de 2,1 metros de largo equipado con un taladro, una cámara, un espectrómetro y herramientas para tratar las muestras. “Hemos tenido que permanecer tranquilos durante las dos primeras semanas tras el aterrizaje, mientras hacíamos pruebas en los componentes. Así que ver este brazo extendido en las imágenes ha sido un gran momento para nosotros”, comenta Matt Robinson, ingeniero de la NASA responsable del brazo articulado. “Este brazo nos servirá para recoger muestras para llevarlas al laboratorio que lleva incluído Curiosity” ha añadido. Sin embargo la NASA recuerda que serán necesarias varias semanas para que el brazo sea capaz de tomar su primera muestra.

AFP