Última hora

Última hora

El Gobierno francés suaviza la presión sobre los gitanos

Leyendo ahora:

El Gobierno francés suaviza la presión sobre los gitanos

Tamaño de texto Aa Aa

En una reunión interministerial, presidida por el primer ministro Jean-Marc Ayrault, el Ejecutivo ha decidido suprimir algunas de las medidas que impedían la inserción laboral de un colectivo que cuenta en Francia con 15.000 miembros.

De esta forma, el Gobierno elimina el impuesto al empresario que contrataba a un gitano y amplía la lista de 150 empleos a los que tenían acceso.

“No hay un ‘problema gitano’. No hay una petición específica de la comunidad gitana. Tan solo quieren vivir una vida digna, en condiciones normales en territorio francés. La cifra de 20.000 personas no es muy grande, es factible. Es necesario encontrar soluciones”, declaraba antes de la reunión el miembro de Romeurope, Malik Salemkour.

El Gobierno francés está estudiando levantar el resto de medidas transitorias a Rumanía y Bulgaria, los dos países de donde proceden la mayoría de los gitanos, para una integración laboral total de este colectivo. Algo que la oposición no ve tan claro.

“Tenemos casi un 10% de paro. Es una ilusión decirle a esas personas, que la mayoría de las veces carece de formación, que podrán trabajar en nuestro país”, decía el diputado de UMP, Eric Ciotti.

A lo que no ha renunciado Francia y por lo que ha sido más criticada por las organizaciones de derechos humanos ha sido a la expulsión y al desmantelamiento de los campamentos ilegales.

La Comisión Europea puso bajo vigilancia al Gobierno galo tras las últimas expulsiones.