Última hora

Última hora

"No queremos austeridad", Najat Vallaud-Belkacem, portavoz del Gobierno francés.

Leyendo ahora:

"No queremos austeridad", Najat Vallaud-Belkacem, portavoz del Gobierno francés.

Tamaño de texto Aa Aa

Tras el descanso de las vacaciones, el presidente francés volvió a París este fin de semana para hacer frente a una agenda muy cargada.

En el punto de mira de las críticas de la oposición y con unos sondeos que indican que los franceses comienzan a tener dudas sobre su gestión, Francois Hollande ha decidido empezar por concentrarse en su política internacional, sobre todo en Siria.

Hollande se reunió el lunes con el nuevo mediador internacional y con el principal grupo de la oposición siria. Reuniones que fueron sobre todo simbólicas. El presidente francés sigue defendiendo una solución política a la crisis
pasando por la salida de Asad del poder.

Otro de los grandes asuntos de los que deberá encargarse Hollande será la crisis del euro. El presidente francés se reunirá esta semana con la canciller alemana Angela Merkel para hacer balance de la situación. Más tarde, se reunirá también con el primer ministro griego.

Los franceses esperan sobre todo sus decisiones sobre política interior. Algunas de sus promesas de campaña ya han sido realizadas pero quedan todavía por discutir algunos asuntos difíciles como la aprobación de los presupuestos para 2013.

Mientras el desempleo aumenta y el crecimiento económico sigue siendo nulo, el Gobierno deberá encontrar 33.000 millones de euros para que el déficit caiga hasta el 3%, como había prometido Hollande.

“La situación es muy difícil, explica un economista. Hay que aumentar los impuestos pero el poder adquisitivo de los franceses es ya muy bajo, tienen que reducir los gastos mientras que la situación económica es ya muy difícil”.

Difícil por ejemplo para los franceses en lo que se refiere a los carburantes. Más de dos euros por litro de gasolina sin plomo. Hollande había prometido congelar los precios pero por el momento solo se aplicará una rebaja modesta y temporal de los impuestos.

Resecto al llamado “Livret A”, el plan de ahorro favorito de los franceses, Hollande había prometido doblar el tope permitido. Por el momento, el Gobierno ha anunciado que este aumento será apenas de un 25%.

La seguridad será finalmente otro de los asuntos delicados sobre los que tendrá que trabajar el gobierno de Hollande. Tras la polémica desatada por la evacuación de familias gitanas este verano, el Gobierno celebra este miércoles una reunión interministerial en la que abordará la situación de esta etnia en Francia.

Giovanni Magi, euronews

En las últimas semanas, las críticas sobre los cien primeros días de gobierno se han multiplicado, no solamente por parte de la oposición sino también de algunos analistas y de los partidos que se encuentran a la izquierda del gobierno. ¿Cuál es su balance de los primeros meses de trabajo?

Najat Vallaud-Belkacem, portavoz del Gobierno francés

No hemos parado de trabajar. A través de decretos hemos respondido a las urgencias sobre el poder adquisitivo de los franceses, hemos aumentado el salario mínimo, hemos revalorizado las ayudas para la vuelta al colegio, hemos respetado nuestro compromiso de ofrecer la posibilidad de jubilación a las carreras más largas, etc… Pero sobre todo hemos respetado nuestro compromiso de gobernar de manera diferente y eso es muy importante, muy importante para que se produjese un cambio.

euronews

A partir de esta semana tendrán que tratar muchos asuntos difíciles. ¿Cuáles son las proridades del Gobierno?

Najat Vallaud-Belkacem, portavoz del Gobierno francés

Acabamos de celebrar un Consejo de Ministros en el que hemos repasado todos los textos que pensamos adoptar. Se trata de reformas muy importantes. Se celebrará una reunión extraordinaria del Parlamento durante la segunda quinzena de septiembre que estará dedicada a dos asuntos que son la principal preocupación de los franceses: el empleo y la vivienda. Vamos a crear 150.000 empleos para los jóvenes. Respecto a la vivienda, se construirán 150.000 al año. Tras estos dos textos se aprobará otro sobre la regulación de los precios de la energía porque sabemos que uno de los problemas de los franceses es también el precio del gas y de la electricidad. Y después habrá otros textos que serán adoptados antes de finales de este año, en otoño, como la ley sobre la refundación de la escuela, una veradera reforma estructural que el país necesita.

euronews

Con los presupuestos de 2013, ¿los franceses deberán esperar verdaderas medidas de austeridad comparables a las de Italia o España?

Najat Vallaud-Belkacem, portavoz del Gobierno francés

Nosotros no queremos austeridad y no se trata de un problema con la palabra sino de un problema de política. Nosotros consideramos que si queremos retomar el camino del crecimiento antes de nada debemos reforzar el poder adquisitivo de los franceses y no reducirlo. Tenemos que trabajar, por ejemplo, sobre el empleo. El Estado tiene que ayudar, tiene que invertir en determinados sectores que podrían crear puestos de trabajo. Así que la austeridad es contraria a todo lo que acabo de decir, la austeridad es como decir: “tenemos que dejar de respirar, hay que cortar, cortar, cortar…” Sí, tendremos que cortar pero no ocurrirá nada. Después de la austeridad no existe ninguna oportunidad de recuperarse, es como decir, “moriremos con una buena situación económica, pero moriremos”. Nuestra intención, sin embargo, es seguir viviendo.

euronews

Una de las críticas lanzadas contra el gobierno ha sido que la única respuesta a los problemas de seguridad ha sido policial y que no existe ninguna diferencia con el gobierno precedente.

Najat Vallaud-Belkacem, portavoz del Gobierno francés

Nuestro discurso es muy claro. Tenemos que luchar con firmeza contra la delincuencia. Pero, en paralelo, también tenemos que ofrecer perspectivas a los territorios que lo necesitan. Nosotros aportamos otras repuestas, no solo la de la seguridad. Y eso es lo que ha hecho Francois Lamy, el Viceministro encargado de las ciudades, al presentar hoy en el Consejo su programa de trabajo. Este programa se centrará sobre todo en en los empleos de futuro de los que he hablado antes, por ejemplo, o la construcción de viviendas de la que también he hablado. Después también habrá que inventar otras maneras de colaborar para que los habitantes de los territorios que lo necesitan puedan vivir en barrios tranquilos, en calma, y al mismo tiempo con perspectivas de futuro.