Última hora

Última hora

Financiación de la campaña electoral estadounidense: modo de empleo

Leyendo ahora:

Financiación de la campaña electoral estadounidense: modo de empleo

Tamaño de texto Aa Aa

La financiación de las campañas electorales nacionales (federales) está supervisada por la Comisión Electoral Federal (FEC por sus siglas en ingles). Se trata de una agencia gubernamental independiente. La mayor parte de los fondos de la campaña provienen de inversores privados. Existe la posibilidad de acudir a fondos públicos en las elecciones presidenciales y en las primarias aunque con ciertos límites.

En 2008, el ultimo año electoral, los candidatos, los partidos políticos y los grupos independientes gastaron un total de 5.300 millones en elecciones federales.

Sólo en las presidenciales se gastaron 2.400 millones de dólares. Más de 1.000 millones fueron gastados en las campañas de los principales candidatos. Barack Oba,a gastó 730 millones de dólares y John McCain 330 millones de dólares.

El dinero de las campañas proviene de cuatro grandes grupos de donantes.

1 – Pequeños donantes individuales (personas que aportan 200 dólares o menos)

2 – Grandes donantes individuales (personas que contribuyen más de 200 dólares)

3 – Comités de Acción Política (PAC) y grupos cívicos

4 – Auto financiación – Fondos del propio candidato

Cada persona puede donar un máximo de 2.500 dólares a un candidato y hasta 30.800 dólares al Comité Nacional de un partido.

La ley federal también restringe qué organizaciones pueden dar dinero a los candidatos, el equipo de campaña, los partidos y otros grupos regulados por la FEC.

Las grandes corporaciones y los sindicatos tienen prohibido donar directamente a los candidatos o a los comités nacionales de los partidos, sin embargo pueden influenciar la campaña aportando dinero a los comités de acción política.

La campaña de este año está marcada por el auge de un nuevo tipo de comité político, llamado “super PAC”.

Estos comités pueden recaudar fondos de empresas sindicatos y otros grupos sin límite legal. Los “Super PAC” han sido posibles gracias a una decision del Tribunal Supremo a principios de 2010 que permitía obtener contribuciones ilimitadas siempre que tuvieran objetivos políticos.

Al contrario que para los “Super PAC”, algunos grupos cívicos no están obligadas a hacer públicos sus donantes, si prueban que trabajan solamente por la promoción del bienestar social, la caridad, la educación o por propósitos recreativos. Por eso las aportaciones de estos organismos se han disparado en los últimos años. No pueden apoyar explícitamente a un candidato pero pueden apoyar unas determinadas políticas.


Fuente: NY Times