Última hora

Última hora

Los checos cambian la cerveza tradicional por la de sabores

Leyendo ahora:

Los checos cambian la cerveza tradicional por la de sabores

Tamaño de texto Aa Aa

Para uno de los templos de la cerveza como es la República Checa, mezclar el fruto de la cebada con platano o café puede parecer un sacrilegio.

Para muchos lo es, pero viendo el descenso del consumo de cerveza de los últimos años, los dueños de los bares han decidido servir estas birras de sabores.

Las llamadas “radlers” están inundando el mercado.

“A mí las que me gustan son las tradicionales, sean suaves u oscuras. A ella le gustan mucho más las de café y platano pero a mí me gusta más la cerveza clásica”, decía un turista ruso.

Cada vez más clientes aprecian las cervezas de sabores. Y casi todas las fábricas tradicionales están intentando satisfacer los nuevos gustos de la clientela.

Su producción se ha doblado en solo un año y algunos cerveceros calculan que las “radlers” representarán en dos años el 5% del consumo total.

“Empezamos a fabricar la Radler a principios de año, en marzo o abril. La producción está aumentando y os puedo decir que nos cuesta satisfacer toda la demanda”, apuntaba Ales Hronec, el director de una fábrica cervecera.

Los checos inventaron en 1842 la Pilsner. Una de las cervezas más apreciadas del mundo. Habrá que ver si los grandes cerveceros aprecian por igual estos nuevos sabores.