Última hora

Última hora

El desempleo, principal reto del nuevo curso político francés

Leyendo ahora:

El desempleo, principal reto del nuevo curso político francés

Tamaño de texto Aa Aa

El nuevo curso político se presenta difícil para el presidente francés, cuyo índice de popularidad ha caído en las últimas semanas al 55% en paralelo a la degradación del contexto económico.

Ante estos profesores, François Hollande ha querido lanzar un mensaje positivo y hacer un primer gesto con la creación ya este curso de mil puestos de los 60 mil que ha prometido crear durante su quinquenato, en el sector de la educación.

François Hollande. Presidente de Francia:
“Considero que la refundación de la escuela es una de las condiciones para la recuperación de nuestro país, su recuperación productiva, su recuperación moral, y es además una inversión para garantizar la cohesión social, es la misión de la escuela, y la lucha contra el paro que es urgente”

Efectivamente, lo más urgente es el paro que ha sobrepasado por primera vez en trece años la barrera simbólica de tres millones de desempleados.
Cifras que el primer ministro, Jean-Marc Ayrault, calificó de muy violentas este domingo en una emisión de televisión:

Jean-Marc Ayrault. Primer ministro de Francia:
“Si sumamos las cifras en la Francia continental y en los territorios de Ultramar, estamos a tres millones, la situación es extremadamente preocupante. No quiero ser el primer ministro de la vuelta a la austeridad, porque la política que acometimos a principios del quinquenato habría fracasado. No, la política estaba muy clara desde el principio: hay que volver a conseguir márgenes de maniobra”

El problema es que los márgenes disminuyen. Hollande se ha comprometido a reducir el déficit del 4,5% al 3% en 2013, tendrá que economizar 30 mil millones de euros en el presupuesto de 2013, pero la previsión de crecimiento del Gobierno del 1,2% para 2013 es demasiado optimista según los economistas.

2:40 François Lenglet. Economics journalist
“La economía francesa está parada. Destruye empleos con cien mil jovenes desembarcando cada año en el mercado laboral. Menos empleo y más solicitantes significa más paro.”

Para hacer frente a la situación, el consejo de ministros acaba de aprobar los llamados “Empleos de futuro”, que son contratos laborales subvencionados para jóvenes no cualificados. El objetivo es crear cien mil en 2013 y 50 mil en 2014. El coste estimado de la medida el primer año será de 500 millones de euros.

Pero mientras los expedientes de regulación de empleo se multiplican, los sindicatos denuncian la inacción del Estado, a penas cien días después de la llegada al poder de una izquierda que algunos de ellos apoyaron durante la campaña presidencial.