Última hora

Última hora

La decepción del electorado negro

Leyendo ahora:

La decepción del electorado negro

Tamaño de texto Aa Aa

Hace cuatro años, Estados Unidos elige por primera vez en su historia a un presidente negro.

La comunidad negra del país, que apoyó masivamente al candidato demócrata, exhulta.
Cuatro años después, la decepción es patente. Normal, según este analista, cuando las expectativas son irrealistas.

David Gergen. Analista político:
“La de Obama fue una de las campañas más esperanzadoras de la era moderna. Cumplir semejantes expectativas habría sido difícil para cualquiera, sobre todo para alguien que ha heredado una recesión muy compleja. Creo que los electores pusieron el listón muy alto”

Pero ¿qué queda de la esperanza que suscitó Obama cuatro años después? aunque según los sondeos la comunidad negra sigue siendo mayoritariamente demócrata, el entusiasmo se ha esfumado. En 2008, dos millones de negros que nunca habían votado se desplazaron a las urnas, en esta ocasión, no es tan seguro. La razón es que tener a un presidente negro no ha ayudado a la comunidad negra estadounidense. Para algunos, ha tenido incluso el efecto contrario. El racismo sigue siendo patente, y las condiciones económicas de la clase media negra han empeorado. Como reflejan las cifras, la crisis les ha perjudicado especialmente.

El paro afecta al 7,4% de la población blanca, mientras que en el caso de los negros, el porcentaje es prácticamente el doble.

Entre los jóvenes se da el mismo fenómeno: el 20,9% de jóvenes parados blancos frente al 40% de jóvenes desempleados negros.

Los analistas señalan que son cifras que hay que interpretar con prudencia. El aumento del paro entre los negros, destacan, se debe sobre todo a que cada más afroamericanos se incorporan al mercado laboral. Además, la emergencia de la clase negra es reciente, y por tanto frágil…y en tiempos de crisis, los más frágiles son los principales perjudicados.

Scott Keeter. Director del centro de investigación PEW:
“Muchos de los grupos que fueron cruciales en la elección de Obama, es decir, negros, latinos jóvenes, mujeres solteras, son los grupos más afectados por la recesión y por la lentitud de la recuperación económica”

Pese a todo, la situación de Obama es complicada, como ilustra el caso de Trayvon Martin. El asesinato del adolescente negro a manos de un blanco desató una oleada de indignación. Obama, que no reaccionó de inmediato, dijo después que de haber tenido un hijo, se parecería a Trayvon. Ahí reside la paradoja: difícil esgrimir el argumento de la discriminación con un presidente negro.