Última hora

Última hora

Un promesas incumplida y un sueño por llegar

Leyendo ahora:

Un promesas incumplida y un sueño por llegar

Tamaño de texto Aa Aa

Les prometieron un contrato, un equipo, un futuro en el fútbol europeo, … Y ahora se encuentran abandonados, viviendo en condiciones infrahumanas. Una decena de jovenes jugadores nigerianos viajaron a Ucrania con la esperanza de poder ganarse la vida con un balón, pero de momento lo único que tienen son unas pelotas viejas con las que pasan el tiempo:
 
“Sí, tenemos un manager nigeriano que nos trajo desde Nigeria pero ahora él está en Donetsk, buscándonos equipo”, dice Michael Eggiong, uno de los jugadores.
 
Mientras tanto, se han instalado en un club de vacaciones abandonado, en el que tratan de sobrevivir alimentándose de la caridad de la gente. Eso sí, no pierden la esperanza.
 
“Rezamos cada día a Dios para que nos dé un equipo, y seguro que por la gracia de Dios en este país lo vamos a conseguir”, apunta otro de los afectados.
 
El tiempo corre en contra de este grupo de jóvenes nigerianos. Si no encuentran un equipo o un trabajo antes de mediados de septiembre, serán deportados a su país. Mientras, tratan de mantenerse en forma como pueden por si su sueño se hace realidad, su agente da señales de vida y les consigue un club en el que jugar.