Última hora

Última hora

Michelle, la mejor baza de Obama

Leyendo ahora:

Michelle, la mejor baza de Obama

Tamaño de texto Aa Aa

Sonriente, segura de sí misma y con su estilo inimitable, Michelle Obama tomó la palabra en la convención demócrata entre aclamaciones de la multitud.

Michelle Obama:
“Déjenme decirles que ahora quiero a mi marido más que hace cuatro años, incluso más que hace 23 años, cuando le conocí. Y déjenme que les explique por qué: me gusta que no haya olvidado como empezó. Me gusta poder confiar en que hará lo que ha dicho que va a hacer incluso cuando es difícil, bueno, especialmente cuando es difícil”

Michelle Obama ha estado desde el principio al lado de su marido. Demasiado presente según algunas críticas durante las primeras semanas de su mandato, ha aprendido a no hacer sombra a su marido pero estando siempre ahí.

Poco a poco, la reputada abogada ha encontrado su lugar en la Casa Blanca y en el corazón de los estadounidenses.

Su compromiso con los más desfavorecidos, su participación en campañas de todo tipo, y sobre todo, su cercanía y disponibilidad han conquistado a sus compatriotas. Su popularidad ronda el 66%, veinte puntos más que su marido.

Otra de sus armas secretas es su sentido del humor…

Primera dama, abogada y madre, sus hijas Sacha y Malia tenían respectivamente 10 y 7 años cuando llegaron a la Casa Blanca, Michelle asegura que lo más importante para ella es educarlas como a niñas casi normales.

Aunque tras cuatro años de mandato Obama ha decepcionado a parte de su electorado, Michelle sigue desatando pasiones, hasta tal putno que muchos aseguran que hoy por hoy es la principal baza del candidato demócrata.