Última hora

Última hora

Obama, con más mesura y menos entusiasmo

Leyendo ahora:

Obama, con más mesura y menos entusiasmo

Tamaño de texto Aa Aa

Obama busca su segundo mandato con más mesura y menos entusiasmo mesiánico que hace cuatro años. Algo evidente no solo en sus discursos sino también en la percepción que hay en el extranjero.

En Europa, la ‘Obamamanía’ se ha desvanecido como una pompa de jabón, hay muchos temas sin resolver pese a los éxitos que se atribuye el candidato demócrata.

“Hace cuatro años, prometí acabar con la guerra de Irak. Lo hicimos. Prometí que nos volveríamos a centrar en los terroristas que realmente nos atacaron el 11 de septiembre, y lo hemos hecho. Hemos mitigado la fuerza de los talibanes en Afganistán, y en 2014, nuestra guerra más larga habrá terminado. Una nueva torre se alza sobre el horizonte de Nueva York, Al Qaeda va camino de la derrota, y Osama bin Laden está muerto”, dijo Obama en su discurso.

El presidente y candidato ha vuelto a situar la política exterior en la agenda electoral para marcar distancias con su rival republicano, que prefiere centrarse en la economía, y evitar un terreno que no domina.

Obama acusa a Romney de vivir en el pasado: “Después de todo, uno no llama a Rusia nuestro enemigo número uno —no Al Qaeda, Rusia— a menos que esté todavía anclado en la Guerra Fría. Uno no está preparado para negociar con Pekín si va a unos Juegos Olímpicos insultando a nuestro aliado más cercano “.

A dos meses de las elecciones, la campaña entra en su recta final. Esta vez no parece que los europeos la vayan a seguir tan apasionadamente. No en vano ven cómo Estados Unidos se fija cada vez más en la región Asia-Pacífico y su influencia global está de capa caída.

Christiane Amanpour: “Ahora mismo, los indicadores de voto son malos para Obama”

Adrian Lancashire, euronews:

Christiane Amanpour, de la cadena estadounidense ABC, buenos días.

Ahora que los partidos rivales en las presidenciales estadounidenses han celebrado sus respectivas Convenciones, los electores están en pleno proceso de digestión de sus conclusiones… pero por supuesto, más allá de las fronteras estadounidenses también se han seguido con atención las dos grandes reuniones. Todos se preguntan si los electores votarán demócrata o republicano en noviembre. ¿Qué cree que las convenciones dicen al mundo sobre el país?

Christiane Amanpour:

“Bueno, creo que lo que dicen al mundo es que son un escenario para presentar el rostro público de cada candidato. Todo está preparado al milímetro. No hay nada espontáneo. Es una presentación muy teatral. Creo que lo que se ha visto en la Convención Demócrata es una enorme movilización de las bases”.

“Todo lo que hemos oído, especialmente en las redes sociales, muestran el enorme nivel de compromiso y la energía que ha habido en la Convención. Pero lo que también se ha visto es la separación radical y categórica de sus políticas”.

“El presidente Obama y los demócratas han dicho que van a seguir trabajando para salir del agujero en el que les dejaron. Han dicho no, no hemos terminado el trabajo pero si nos echáis ahora, antes de terminarlo, van a volver a las viejas políticas que nos metieron en ese agujero. También dijo que el Gobierno no podía ser la solución para todo, pero tenía que ser capaz de ayudar a los más desfavorecidos”.

“En ese mismo asunto, el mensaje de los republicanos era completamente distinto: ellos dijeron que se necesitaba un cambio porque el desempleo está por encima del 8%, la recuperación económica es muy frágil y pretenden reducir el Estado a lo mínimo. Ese fue el momento que marcó más las diferencias entre las dos convenciones. En lo que se refiere a política Exterior, por supuesto esta administración tiene mucha más experiencia”.

“Han insistido mucho de su principal logro, que fue la eliminación de Osama Ben Laden y la captura de varios pesos pesados de Al Qaeda y varios talibanes en los últimos cuatro años”.

euronews:

¿Cree que machacar a Obama es lo mejor que puede hacer Romney de aquí a noviembre? y para Obama, ¿pedir a la gente que tenga paciencia es su mejor opción?

Christiane Amanpour:

“Bueno, es evidente que lo que van a hacer los republicanos es desmontar a Obama: van a intentar echar abajo la idea de gran Gobierno que defiende Obama, presentándolo como gastador compulsivo, mientras que lo que ellos dicen que necesita el mundo y Estados Unidos son recortes drásticos y alivio de la presión fiscal para los creadores de empleos, pero sobre todo, drásticos recortes del gasto”.

“Obama y los demócratas, en cambio, dicen algo completamente diferente, para ellos es imprescincible tener la fiscalidad en orden. No hablan de un gasto masivo, pero sí de un cierto margen de maniobra”.

euronews:

¿Quienes fueron más convincentes en la Convención, los republicanos o los demócratas?

Christiane Amanpour:

“Ahora mismo los indicadores sobre el voto presidencial no son buenos para Obama. No olvidemos que sólo dos presidentes en el siglo XX han sido elegidos con índices de desempleo superiores al 7%. Los tiempos son duros, y el presidente Obama no lo ha ocultado en su discurso. Pero los demócratas conservan la esperanza. Dicen que los republicanos son los que metieron al país en esta situación”.

“Hemos sido capaces de sacar al país del agujero en el que estaba, hemos conseguido parar la recesión y evitar que se convierta en una depresión, y si paramos ahora, si nos echan, volveremos a las promesas de los republicanos que son más de lo mismo, dicen”.