Última hora

Última hora

Hollande anuncia el mayor ajuste en Francia en tres décadas

Leyendo ahora:

Hollande anuncia el mayor ajuste en Francia en tres décadas

Tamaño de texto Aa Aa

François Hollande. Presidente de Francia: “Yo tengo que fijar el rumbo y el ritmo. El rumbo es la recuperación de Francia, donde hay un desempleo alto, una competitividad degradada, un déficit considerable, un endeudamiento histórico…mi misión es la recuperación de nuestro país y voy a fijar una agenda de recuperación: dos años. Me han dicho que tengo que acelerar y acelero”

Fijar el rumbo, fijar el ritmo y hacerse con el control de la situación: tras un verano plagado de críticas, el presidente francés intenta recuperar la popularidad perdida. Ante sus compatriotas ha expuesto su plan anticrisis para los próximos cinco años. Las dos prioridades son el empleo y la deuda.

En su comparecencia del domingo, Hollande anunció 30.000 millones en recortes y recaudación, el mayor ajuste en Francia en tres décadas.

Los recortes se dividirán en tres bloques: los ministerios, con la excepción de Educación, Seguridad y Justicia, sufrirán recortes de 10.000 millones de euros.

El Gobierno socialista espera recaudar exactamente la misma cantidad de las familias y de las grandes empresas, hasta completar los 30 mil millones de euros.

Más impuestos sin minar la moral de los hogares y que reactiven al mismo tiempo el crecimiento…los franceses se muestran abiertamente escépticos:

“¿Qué que pienso? que los de siempre vamos a tener que pagar más”

“Si tenemos que pagar más impuestos no vamos a poder salir adelante, si ahora ya no podemos”

“Todo el mundo debe participar, los ricos algo más, los demás un poco menos…es lo normal. Es un esfuerzo de solidaridad nacional”

Como prometió durante la campaña electoral, Hollande ha anunciado la aplicación de un impuesto extraordinario a las rentas más altas del país.

Quienes ganen más de 150 mil euros anuales serán sometidos a un tipo impositivo del 45%.
Aquellos que cobren más de un millón de euros anuales deberán contribuir al fisco público con tres cuartas partes de su salario.

La medida, de carácter temporal, afectará a entre dos mil y tres mil personas.

El presidente del grupo de empresas del lujo LVMH es una de ellas.

Bernard Arnault se adelantó a la intervención de Hollande y anunció su intención de solicitar la nacionalidad belga.

Pese a las reacciones que ha provocado la iniciativa del empresario, Hollande se niega a dar marcha atrás porque en sus propias palabras, se trata ante todo de una cuestión de patriotismo:

François Hollande:
“Quienes ganen más de un millón de euros al año sean conscientes de que hay que dar ejemplo para ser patriotas”

Hollande anunció también la revisión a la baja del crecimiento: Francia crecerá un 0,8%, y no un 1,2% como se esperaba.