Cerrar
Conexión
Por favor, introduzca sus datos de acceso

o Regístrese para obtener una cuenta

¿Olvidó su contraseña?

Skip to main content

Última hora
  • Ucrania: llegan a Donetsk y Lugansk camiones con ayuda humanitaria rusa (EFE)
  • Al menos 21 miembros del EIIL muertos en bombardeos de la coalición en Kobani (EFE)

Angela Merkel, en el poder desde hace casi siete años, es incontestablemente la dirigente política más poderosa de la Unión Europea.

La supremacía económica alemana y la buena salud de sus cuentas públicas han reforzado la posición de la canciller para imponer sus recetas frente a la crisis del euro: disciplina fiscal y reducción del déficit…aunque el coste social de la austeridad se mida en aumento del paro y descontento de la población.

El rigor que defiende Merkel para salir de la crisis provoca un sentimiento de rechazo en la Europa sometida a la política de Berlín.

Sus detractores la describen como la “canciller de hierro” o aún peor: esta portada del NewStatesman la presenta como la líder más peligrosa de Europa.

Entre sus pares, la canciller alemana también ha sido criticada con dureza por su forma considerada demasiado timorata de salir de la crisis.

En el G20 de Los Cabos, en México, fue presionada por los países de la Eurozona más penalizados por los tipos de la deuda.
Pero no consigieron doblegarla: es una mujer tenaz, como muestra su recorrido político.

Nacida en Hamburgo en julio de 1954, Angela Merkel se cría en la RDA, donde su padre, pastor luterano y su madre, profesora, se instalan cuando ella tenía sólo un mes y medio.

Tras la reunificación, entra en la CDU, y apadrinada por Helmut Kohl, accede al ministerio de la Mujer y de la Juventud en 1991

Sigue una carrera hacia la dirección del partido con cuya presidencia se hace en 2000.

El último escalafón es la conquista de la cancillería en 2005 y 2009.

Pese a varias derrotas electorales en las elecciones regionales, la canciller mantiene una elevada cuota de popularidad en su país: el 65% de los alemanes dicen confiar en ella, el porcentaje más alto desde 2009.

Para la revista estadounidense Forbes es la mujer más poderosa del mundo. Para la alemana Der Spiegel es la Reina de Europa. Merkel tiene un índice de aprobación muy alto en Alemania, pero en su partido hay mucha inquietud.

Muchos miembros de su formación están descontentos y dispuestos a morder a la menor ocasión.

Esta es la opinión de Gertrud Höller, profesora de Literatura, Ciencia Política y consultora de negocios. Ha analizado el sistema M (de Merkel) y lo describe como “criptoautoritario”. Höler estuvo en las quinielas de ministrables con Helmut Kohl y conoce muy bien el partido Democristiano de la canciller.
Responde a nuestras preguntas desde Berlín.

Euronews:
Profesora Höler, usted ha analizado el sistema de Merkel. ¿Cómo ha llegado a la conclusión de que le quita poder al Parlamento?

Gertrud Höller:
Sí, lo hace durante el proceso del llamado ‘salvamento del euro’. Le arrebata cada vez más poder.
Ahora el Banco Central Europeo nos dice que no necesita aprobación parlamentaria para comprar deuda y al mismo tiempo controla cada vez más la política monetaria en detrimento de los parlamentos estatales y del Parlamento Europeo.

Vivimos en una democracia con una presión altísima hacia el consenso, que hace que la gente esté descontenta aunque no lo muestre. Aquellos que disienten, como si hubiera un partidó único, saben que serán aislados, y tengo que decir que esta deriva donde siempre se vota por lo mismo me recuerda a un sistema totalitario.

Euronews:
Hollande es el clásico estadista francés intervencionista. Merkel para usted es la campeona de la economía planificada. ¿Esta pareja de líderes llevará a Europa a lo que los euroescépticos llaman una ‘unión eurosoviética’?

Gertrud Höller:
Sí, ambos están muy de acuerdo en la intervención del Gobierno en la economía. Pero es sorprendente que Merkel todavía marque distancias con Hollande. Y la razón de esto es, probablemente, que lo que no quiere son competidores para la futura elección de altos cargos europeos.

Euronews:
¿Cómo utiliza Angela Merkel las intituciones europeas en su lucha por el poder?

Gertrud Höller:
Hace que se aprueben construcciones que nadie entiende realmente. Tenemos jefes con inmunidad, que son los ministros de Economía de cada país de la UE, que mantienen un voto de silencio. Tenemos un sistema antidemocrático a perpetuidad que permite dar dinero sin límites. Todo ese mecanismo se llama “de estabilidad”, pero en realidad desestabiliza Europa.

Euronews:
Para algunos Angela Merkel es una versión femenina de ‘El Padrino’ que está transformando Alemania. Según Gertrud Höller no por el bien del país. Otros, por el contrario, la ven como la jefa “buena” de una mafia europea. Gracias señora Höller desde Berlín.

Gertrud Höller:
Gracias a ustedes. Es importante comprender que cuando los parlamentos pasan de decisores a observadores hay un gran peligro para la democracia.

Copyright © 2014 euronews

Más información sobre: