Última hora

Última hora

Facebook tiene cada vez más competidores

Leyendo ahora:

Facebook tiene cada vez más competidores

Tamaño de texto Aa Aa

A Facebook y Twitter, las redes sociales más famosas hasta el momento, les han salido series competidores.

Pair, la primera aplicación para parejas; Family Leaf, una red dedicada a la familia; o Snapchap, que propone compartir fotos, pero sólo por un tiempo.

Desde hace algunos meses, las nuevas redes sociales han inundiado Internet, con promesas de intimidad y confidencialidad.

¿La vuelta a la vida privada sería ahora la nueva tendencia en materia de medios sociales?

En Silicon Valley, Mathew Honan es un atento observador de las evoluciones de las redes sociales. Según él, estas mini redes tienen futuro.

“Es una tendencia de momento reservada a los consumidores precoces, pero cada vez más gente va a sentir esa necesidad. Yo mismo. Muchos hemos aceptado en nuestras redes sociales, y sobre todo en Facebook, a personas con las que no tenemos ganas de comunicar todos los días. Y a veces, tienes ganas de hablar a un grupo más pequeño, más íntimo”, dice Mathew Honan, periodista.

La red de moda hoy por hoy en California es Path. Una aplicación móvil para iphone, creada en 2010, y que ya tiene tres millones de usuarios.

Path ha instalado su sede en pleno corazón de San Francisco. Ambiente tranquilo y fabulosas vistas sobre la bahía.

Su fundador trabajaba en Facebook. El director de marketing viene de Linkedin.

Publicar fotos, enviar un comentario… Nada realmente nuevo, salvo que el número de amigos está limitado.

“El cerebro humano no es capaz de tener verdaderas relaciones con más de 150 personas. El concepto de Path es realmente cómo compartir los momentos más importantes de la vida con sólo la gente más importante”, señala Nate Johnson, director de marketing de Path.

Cuarenta amigos de media y todas las informaciones son por defecto privadas. De alguna manera, una red anti-social.

Sin embargo estas mini redes no se posicionan como competidores directos de Facebook. Path, por ejemplo, es compatible con la famosa red.

“Queremos dejar el control al usuario. Dejarle tomar la decisión. Es algo que sólo quieres compartir en Path o aprietas un botón y va también a Facebook, u otro botón y va a Twitter. Creo que coexistimos todos. Proponemos un servicio que los usuarios de Facebook no encuentran actualmente en Facebook”, explica Johnson.

Unos 600 amigos en Facebook, más de 10.000 seguidores en Twitter. Mischa es un adicto a las redes sociales. Desde hace algún tiempo se comunica con su antiguo compañero de piso en Pair, una red para dos personas exclusivamente.

“Te piden hacer un vídeo cuando te inscribes y este es el vídeo que hizo él. Me gusta el hecho de que haya sitios nuevos donde pueda decir, vale, voy a compratir algo y nunca saldrá de allí. También tengo la impresión de que todavía no utilizan mis datos para ganar dinero, así que me siento más cómodo para compartir”, Mischa Nachtigal, usuario de Pair.

El control de las informaciones es precisamente el problema de Facebook. Esta red ha resultado ser una enorme máquina de recoger nuestros datos personales para utilizarlos con fines publicitarios. Algo que ha beneficiado a las otras redes sociales, que a la larga pueden tener que enfrentarse al mismo problema.

“Creo que el fallo (de Facebook) son sus problemas de confidencialidad. (Las nuevas redes) Te prometen una versión más segura, más privada de Facebook o Twitter. Con esa promesa, piden la confianza de los usuarios. Si estas redes pierden su confianza, será su mayor problema, porque la gente va a pensar… ¿por qué no seguir en Facebook?”, afirma el periodista Mathew Honan.

Ya que la publicidad parece difícilmente compatible con la noción de vida privada, queda por ver cómo estas nuevas redes sociales van a poder ganar dinero.