Última hora

Última hora

Constitucional alemán: sí con condiciones al MEDE

Leyendo ahora:

Constitucional alemán: sí con condiciones al MEDE

Tamaño de texto Aa Aa

Sí, con condiciones. El Tribunal Constitucional de Alemania da vía libre a la ratificación del nuevo fondo de rescate de la zona euro y al pacto fiscal, pero ha insistido en que el Parlamento tenga poderes para vetar cualquier futuro aumento en el tamaño del fondo.

El esperado veredicto del tribunal ha impulsado las acciones globales y ha dado alas al euro tras meses de incertidumbre.

En un discurso ante el Parlamento, la canciller alemana, Angela Merkel ha asegurado que este es “un buen día para Alemania y un buen día para Europa. Alemania está enviando un mensaje fuerte a Europa y al mundo. Alemania está decidida a asumir sus responsabilidades como principal economía de Europa y como socio fiable”

Tras rechazar las solicitudes de medidas cautelares de los 37.000 demandantes que pretendían bloquear el MEDE alegando que que los tratados exponen a Alemania a obligaciones financieras ilimitadas y ceden demasiada soberanía a Bruselas, el tribunal fijó dos condiciones para que el tratado pueda entrar en vigor preservando el papel clave del Bundestag:

Sigmar Gabriel. Líder del SPD:
“El Parlamento tiene la última palabra. Esto es también un mensaje a los otros países de la Unión Europea: el parlamentarismo no puede ser desmantelado por los tecnócratas”

Con una capacidad de 700 mil millones de euros, el Mecanismo Europeo de Estabilidad reemplaza al anterior fondo dotado de 440 mil millones de euros.

Alemania ha fijado como condición que su aportación se limite a los acordados 190.000 millones de euros.

Gregor Gysi. Dirigente del partido La Izquierda:
“Eso me parece crucial: si las condiciones determinadas por los jueces no se cumplen, los tratados en vigor perderán su validez en Alemania. Además, se ha limitado la responsabilidad de los alemanes y se ha reforzado la democracia”

Alemania es el único país de la zona euro que no ha ratificado aún esta herramienta anticrisis, crucial para que el BCE pueda comprar cantidades ilimitadas de bonos de países de la zona euro en aprietos.