Última hora

Última hora

Mark Rutte, un liberal de maneras suaves y políticas austeras

Leyendo ahora:

Mark Rutte, un liberal de maneras suaves y políticas austeras

Tamaño de texto Aa Aa

El liberal Mark Rutte ha conseguido mantenerse en el poder defendiendo un progama pro-europeo a pesar de que entre la población el sentimiento anti comunitario no ha dejado de crecer desde el principio de la crisis. Durante la campaña, Rutte supo endurecer el tono de cara a la Unión Europea demostrando al mismo tiempo a los holandeses que el interés de su país es mantenerse cerca de Bruselas.

Soltero, de 45 años de edad y licenciado en Historia, Rutte consiguió ganar las elecciones de 2010 convirtiéndose en el primer jefe de un Gobierno liberal desde la fundación de su partido en 1948.

Mark Rutte recibió entonces el encargo de la Reina Beatriz de formar gobierno pero, tras haber ganado
a los laboristas por apenas un escaño, los liberales se vieron forzados a formar una coalición con los democristianos y con los ultraderechistas del Partido de la Libertad liderado por Geert Wilders.

Si en política de inmigración Rutte y Wilders consiguieron ponerse de acuerdo, fue al tratar el dossier europeo cuando ambos partidos empezaron a marcar sus diferencias. Para Mark Rutte el futuro de Holanda es inconcebible fuera del club comunitario y sus reglas.

Y fue justamente sobre el asunto de la reducción del déficit público, para establecerlo en un 3% como exige Bruselas, cuando la coalición empezó a tambalearse. Tras meses de discusiones, Wilders, detractor de la Unión Europea y del euro, decidió retirarse de las negociaciones para aprobar un nuevo plan de ajustes presupuestarios forzando así la caída del Gobierno holandés el pasado mes de abril.

Durante sus dos años como primer ministro, Mark Rutte ha destacado por su actitud conciliadora y su constante buen humor. Algo que consiguió mantener, al menos en público, incluso en los días previos a la caída de su Gobierno y también durante la campaña que ha precedido a estos comicios.