Última hora

Última hora

Elecciones en los Países Bajos: ¿Fin del euroescepticismo holandés?

Leyendo ahora:

Elecciones en los Países Bajos: ¿Fin del euroescepticismo holandés?

Tamaño de texto Aa Aa

El partido laborista liderado por el actual primer ministro Mark Rutte ha obtenido 41 escaños. Los liberales de Diederick Samson, 39 escaños.
 
Buenas noticias para la UE, ya que los sondeos no preveían ni esta victoria ni el descalabro que ha sufrido el partido de extrema derecha antieuropeo.
 
La extrema izquierda no ha destacado. Dominaron el inicio de la campaña con su programa crítico con la política de austeridad de la UE, pero se han tenido que conformar con mantener sus quince escaños.
 
Sin embargo, el  gran derrotado ha sido el xenófobo antieuropeo Wilders, con nueve escaños menos. Su discurso ha perdido adeptos.
  
Ahora las dos fuerzas vencendoras deberán acercar posturas para gobernar en coalición y hacer frente a la crisis del euro. Rutte está más cerca de Berlín, mientras Samson se inclina París. 
 
Olaf Bruns, periodista de Euronews en Bruselas:
“El día posterior a las elecciones, Holanda tiene una situación política completamente nueva. Los partidos de centro han ganado ampliamente. La extrema derecha anti-europea ha perdido de forma apabullante, ¿qué significa este resultado para Europa? Analizamos esta cuestión con André Krouwel, politólogo y profesor en la universidad de Amsterdam”.
 
Olaf Bruns: Bienvenido a Euronews señor Krouwel, ahora que los liberales y los laboristas gobernarán juntos… ¿Será fácil esta coalición?
  
André Krouwel: “No, no va a ser fácil formar un gobierno holandés estable, aunque los liberales y los laboristas hayan obtenido la victoria aplastante tanto de la izquierda como de la derecha y tengan una mayoría en el Parlamento. Es sólo la midad del Parlamento, porque también está el Senado, y ahí no tienen mayoría”
 
Olaf Bruns: “Durante la campaña se ha dicho que si los liberales ganasen, sería una victoria para la canciller alemana Angela Merkel y si los laboristas ganaban, sería una victoria para el presidente francés Francois Hollande. Ahora que van a gobernar juntos, ¿quién gana, Merkel o Holande?
 
André Krouwel: “Esto es Europa. No hay ganador entre Merkel y Holanda! Creo que lo que le interesa a los holandeses, básicamente, es conseguir que los países tengan sus finanzas en orden. No creo que los laboristas sean indulgentes con esto. Lo que ha ocurrido, por supuesto es que la izquierda holandesa ha dicho: ‘No es SOLO austeridad, tenemos que conseguir que la economía siga en marcha”.
 
Olaf Bruns: “Laboristas y liberales tienen bastantes puntos de vista diferentes cuando hablamos del rescate de Grecia. ¿Hoy es un buen día para los griegos o por el contrario un mal día para Grecia?”
 
André Krouwel: “Diría que pueden ir a dormir tranquilamente esta noche! Creo que había mucha oratoria en las elecciones. Cuando nuestro primer ministro Mark Rutte decía ‘no más dinero a los griegos “ creo que sólo se dirigía a los posibles votantes del señor Wilders. Creo que está muy claro que los liberales como el partido más grande ahora y responsable de formar el gobierno, no pondrán en peligro, por supuesto, el euro”.
 
Olaf Bruns: “Durante la campaña electoral, se ha hablado mucho sobre Europa. ¿Cuál es la señal que los holandeses están enviando ahora a Bruselas?”
 
André Krouwel: “Creo que el mensaje que los holandeses envían es muy claro: quieren un gobierno estable. Ha habido un experimento político de un gobierno de derechas en minoría, apoyado por el partido anti-europeo xenófobo de Wilders. Era muy inestable, no fueron capaces de reestructurar el sector bancario holandés, y al mismo tiempo tenían la boca muy grande para hablar de otros países”.
 
Olaf Bruns: “Durante 10 años, la hostilidad hacia Europa de los políticos de derechas y los de euroescépticos de izquierdas tuvieron un gran impacto en la política holandesa. Ahora parece que los votantes han votado masivamente al centro. ¿Es éste el final de una excepción política, o un ciclo político?”
 
André Krouwel: “Hay una parte del electorado que es anti-europea, pero es relativamente pequeña. La mayor parte de los holandeses son pro-europeos, pero dudan hacía donde va Europa. No están seguros de lo que es ahora Europa. Creo que el ‘no’ a la Constitución Europea, en el referendum de 2005, fue resultado de que no sabían a dónde iba, qué está haciendo Bruselas, qué influencia tiene. Hay mucho más miedo hacia dónde vamos, sobre qué se puede hacer, más que ser completamente anti-europeos. Creo que la mayor parte de los holandeses entiende que los Países Bajos, como país pequeño que somos, necesita a Europa. Es necesario un mercado interior, es necesario el euro”.
 
Olaf Bruns: “Señor Krouwel, muchas gracias por esta entrevista“