Última hora

Última hora

Francia y el dilema de la repatriación forzosa de gitanos rumanos

Leyendo ahora:

Francia y el dilema de la repatriación forzosa de gitanos rumanos

Tamaño de texto Aa Aa

El Gobierno socialista francés seguirá expulsando a gitanos rumanos de su territorio. El ministro francés del Interior, Manuel Valls, ha sido tajante al respecto durante una visita a un poblado gitano cerca de Bucarest, al que acudió acompañado por otro ministro francés, el de Asuntos Europeos. “Francia tiene una política”, dijo Valls. “Evacuamos los campamentos ilegales y les conducimos a frontera. Luchamos contra el crimen organizado. Y, al mismo tiempo, hacemos esfuerzos de integración en Francia, pero sabemos que el esfuerzo debe hacerse sobre todo aquí”.

París y Bucarest han firmado un acuerdo bilateral para fomentar la reinserción de los gitanos repatriados, del que podrán beneficiarse unas 80 familias. Sin embargo, en el poblado le han recordado a Valls que este acuerdo no va a cambiar la realidad de los gitanos rumanos: “Lo único que pedimos es poder trabajar para alimentar a nuestros niños y enviarlos al colegio. Pero en esta casa viven 26 personas y ni siquiera hay electricidad”, le dijo un hombre.

Se calcula que en Francía hay entre 15.000 y 20.000 inmigrantes gitanos. El Gobierno francés ha anunciado su intención de expulsar a unos 7000 a Rumanía y Bulgaria antes de que acabe el mes de septiembre.