Última hora

Última hora

Corea del Sur acelera con la Fórmula 1 para poner a punto su 'Montecarlo'

Leyendo ahora:

Corea del Sur acelera con la Fórmula 1 para poner a punto su 'Montecarlo'

Tamaño de texto Aa Aa

Hace dos años, la llegada de la Fórmula 1 al apacible distrito de Yeongam, en Corea del Sur, fue una auténtica revolución. La apertura de su Circuito Internacional, cuya construcción costó 220 millones de dólares —167 millones de euros— marcó el inicio de una nueva era.

La pista tiene una longitud de 5.615 metros y posee la recta más larga de Asia. El primer ganador en este circuito, diseñado por el alemán Hermann Tilke, fue el piloto español, Fernando Alonso.

Cinzia Rizzi, euronews:

“En menos de un mes estos boxes abrirán sus puertas y la Fórmula 1 romperá con la monotonía de Yeongam. Será la tercera edición de este Gran Premio, en esta pista tan especial. ¡Veámos cómo es!”

Nadie mejor que Dong-Yul Na, el piloto del coche de seguridad para conocer las características del circuito. “Después de las dos primeras curvas, tenemos la larga recta de 1.200 metros, donde Michael Schumacher batió el récord de velocidad. Aquí se puede llegar a 320 km/h”.

“La tercera curva es la que presenta más dificultades. Hay que reducir de 300 km/h. a 80 km/h. Aquí, el año pasado Schumacher y Petrov tuvieron un accidente y abandonaron”. “Llegamos a la cuarta, quinta, y sexta, en zigzag; son las conocidas curvas gigantes. Uno de los puntos más complicados, aquí se pone a prueba la pericia de los pilotos”.

En el segundo y en el tercer sector, donde estamos ahora, se alternan las curvas de alta velocidad con zonas de velocidad reducida. Es como un laberinto con contínuos cambios de dirección, hasta la decimoséptima curva, donde está el puerto deportivo.

“A la derecha está el puerto deportivo, en el lago (de Yeongam). Aquí se construirá la nueva parte de la ciudad, con hoteles e infraestructuras. Se verá el Gran Premio desde los yates como en Montecarlo. Tras la última curva (la decimoctava) tenemos el puente de ‘hanok’, símbolo del circuito y, para mí, la zona más bonita”, dice Dong-Yul Na.

El Circuito Internacional de Corea del Sur, por el momento, está en medio de la nada, construido en un entorno rural, cerca del Mar Amarillo. No hay demasiados hoteles ni equipamientos para la Fórmula 1 y muchos surcoreanos observan esto con una cierta desaprobación.

Las autoridades han puesto en marcha diversos proyectos para transformar radicalmente la zona y lograr la implicación de toda la región.

“Tenemos tres grandes proyectos para mejorar el circuito y todo su entorno. El primero, es una pista de karts, que abrirá precisamente estos días. El segundo, es una zona industrial del sector de la automoción, que se iniciará en 2013. Y la tercera, la más importante, es la ciudad ecológica, con un área residencial, hoteles, casinos y campos de golf. Todavía trabajamos en su diseño”, comenta el gobernador de la provincia de Jeolla del Sur, Park Joon-Young.

Habrá una nuevo espacio urbano que dará mayor colorido a la dinámica ciudad portuaria de Mokpo, situada en el Mar Amarillo y que vive de la pesca, la ganadería y la industria de la navegación. El turismo está en auge, gracias a un entorno natural privilegiado junto a la montaña Yudal (228 m.).

La Fórmula 1 será otro atractivo más: “La Fórmula 1 traerá más turistas, por supuesto, y la provincia de Jeolla del Sur será conocida en todo el mundo”. “La Fórmula 1 tiene una influencia económica positiva entre los trabajadores como nosotros. A nivel regional no sé el impacto que, actualmente, puede tener…”, comentan dos vecinos de Mokpo.

No todos los surcoreanos tienen la misma sensación. Algunos piensan que la Fórmula 1 no es más que una carga sobre las espaldas de Corea del Sur. Aunque en tres años, las cosas han cambiado y hay cada vez más partidarios de la Fórmula 1. No obstante, hay algo que podría hacer este deporte más popular. Un piloto que defendiera los colores nacionales.

“Con el Gran Premio, la competición se vive de otra manera” —señala el presidente de la Federación Surcoreana de Automovilismo Deportivo, Dong Shik-Byun—. “El próximo objetivo es tener un piloto surcoreano pero los nuestros no están al nivel de Vettel y compañía. Por esta razón, tenemos programas para los jóvenes pilotos y estoy seguro de que en el futuro alguno de ellos estará en la Fórmula 1”.

De momento los surcoreanos tendrán que conformarse con ver los bólidos desde la barrera. Su Gran Premio se disputa el próximo 14 de octubre y como en ediciones anteriores será un gran espectáculo, dentro y fuera de la pista.