Última hora

Última hora

La bandera estadounidense es el blanco

Leyendo ahora:

La bandera estadounidense es el blanco

Tamaño de texto Aa Aa

La furia antiestadounidense desatada por la polémica película antislámica se ha expandido como la espuma por el mundo musulmán, desde el Mediterráneo hasta Asia.

Los ataques encolerizados contra las embajadas de EEUU plantea interrogantes sobre la política del presidente Obama con respecto a la Primavera Árabe y más aún, sobre el conflicto palestino-israelí.

Durante la ceremonia en honor al embajador estadounidense asesinado en Libia junto a otros tres funcionarios, la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, mostró su incomprensión:

“ Los ciudadanos de Egipcio, Libia, Yemen y Túnez, no cambiaron la tiranía de un dictador por la tiranía de la turba.”

En 2011, los tunecinos fueron los primeros en reclamar la democracia y levantarse contra la dictadura de Ben Ali. Pero ahora se escucha sobretodo la voz de los islamistas.

Aaron David Miller, experto en Oriente Medio y exasesor del Departamento de Estado de EEUU, nos da su pronóstico:

“ En el fondo la situación no va a cambiar: continuará el creciendo el antiamericanismo, los islamistas, tanto extremistas como centristas, han tomado la iniciativa en esos países, y sus Gobiernos no saben cómo hacer frente al desafío. Para los próximos años, el camino estará lleno de obstáculos.”

La elección de Barack Obama, sin embargo, creó la expectativa de que sería capaz de curar las heridas abiertas en los países árabes por la guerra de Irak.

Así lo reflejó en su famoso discurso en El Cairo en 2009.

“ …La alianza entre Estados Unidos y el Islam debe basarse en lo que el Islam es, no en lo que no es. Por lo tanto, creo que como presidente de EEUU parte de mi responsabilidad es luchar contra los estereotipos negativos del Islam allí donde surjan.”

Pero…en tres años, el capital de simpatía del mundo árabe por Obama se ha esfumado, según afirma el analista
Michael O’Hanlon, del Brookings Institution:

“El mundo islámico en su conjunto ya no se siente cautivado por Obama. Sus niveles de popularidad son comparables a los que tenía entonces George Bush. Y gran parte de la estrategia empleada para conseguir ese esfuerzo, no ha cosechado los frutos que se esperaban”.

El conflicto palestino-israelí, estancado durante los dos últimos años, no ha contribuido a mejorar las relaciones entre Estados Unidos y el mundo árabe, en donde, durante décadas lleva fermentando la semilla del sentimiento antiestadounidense.

Euronews ha hablado sobre esto con Malek Chebel, antropólogo especialista del Islam en el mundo árabe.

Sophie Desjardin, euronews:

Aunque la película que parodia a Mahoma fue el detonante, los medios hablan ahora de manifestaciones contra Occidente en general. ¿La ira desatada es contra la película o contra Occidente?

Malek Chebel:

“ El sentimiento antioccidental existe, pero no es nuevo, es antiguo, se remonta a los tiempos de las Cruzadas. Y en la actualidad la manipulación, modesta y no siempre visible, por parte de pequeños grupos en Estados Unidos y Europa. Estos grupos, más o menos organizados, piden la abolición o reducción al mínimo del Islam.

Obviamente, este sentimiento existe, particularmente contra Estados Unidos debido a la presencia de tropas en Afganistán, y antes en Irak, y en menor medida en Pakistán y algunos países de Oriente Medio. Esto suscita malestar y desafecto hacia EEUU en todo el mundo árabe. Y también hay otro punto. Yo diría que el discurso de Obama en el Cairo no fue seguido de la acción que se esperaba, esto ha exacerbado la desconfianza de los árabes y de los musulmanes hacia Estados Unidos.

euronews:

¿Se trata, entonces, de un sentimiento, esencialmente, antiamericano?

Malek Chebel:

“Sí es sobre todo antiestadounidense. Occidente, obviamente, como aliado natural de los estadounidenses paga un poco el precio, pero colateralmente. Yo creo que los árabes no tienen nada en contra de Francia, Italia, España o Grecia. La aversión es contra Estados Unidos.”

euronews:
“La situación en países como Egipto y Libia que han hecho la Primavera Árabe y otros como Pakistán o Malasia, es muy diferente; sin embargo, son las mismas banderas las que se queman, y las mismas consignas, ¿Qué tienen en común todos esos países?”

Malek Chebel:

“Al principio pensábamos que los países asiáticos, que son musulmanes pero no árabes, no se sentían concernidos por este asunto. Pero ocurrió que predicadores chiíes, en el Líbano y otros lugares, hicieron un llamamiento a la protesta, y ahora asistimos a la conversión de una problemática que al principio era árabe, porque el profeta era árabe, y porque el mundo árabe se ha conmovido porque es el profeta árabe, en musulmana.
Y en Asia, han entrado en el juego, con los focos claves en Paquistán y Afganistán. La situación ha tomado una dimensión musulmana, una dimensión mundial. Y a partir de aquí, cualquier cosa puede pasar.”

euronews:

Malek Chebel, antropólogo y specialista en el Islam, muchas gracias por acompañarnos.

Malek Chebel:
A ustedes por invitarme.