Última hora

Última hora

Túnez: el bloguero Sofiane Chourabi teme que la Revolución termine en "dictadura teocrática"

Leyendo ahora:

Túnez: el bloguero Sofiane Chourabi teme que la Revolución termine en "dictadura teocrática"

Tamaño de texto Aa Aa

El joven periodista Soufiène Chourabi ha conseguido ganar algo de tiempo frente a la Justicia tunecina. Fue detenido el pasado 5 de agosto junto a su amigo Mehdi Jelassi y una amiga. Estaban acampados en una playa de Kelibia y fueron acusados de escándalo público y ofensa al pudor, presuntamente por beber alcohol en público en pleno mes del Ramadán.

El tribunal que le juzga ha aplazado la vista al 9 de octubre pero, en un contexto de extremismo religioso, el periodista asegura que teme por su vida.

Anis Ezzine, abogado de Chourabi, asegura que la acusación, que puede costarle seis meses de cárcel, no se sostiene jurídicamente: «No hay ninguna prueba de la ofensa pública al pudor. No hay público, estaban adormilados en una tienda. La policía, al pasar, entró en la tienda sin autorización». De hecho el fiscal general a abandonado la acusación de “consumo de alcohol en la vía pública”. Según confiaba a euronews el letrado, el retraso del juicio le permitirá de estudiar mejor el caso y los nuevos elementos.

Chourabi, galardonado con un premio a la libertad de prensa en Argelia el año pasado lideró la llamada Primavera Árabe en su país desde el Alto Consejo para la Realización de los Objetivos de la Revolución. En su trabajo critica duramente el régimen del depuesto Ben Ali pero también el partido islamista Ennahda, en el poder desde elecciones de hace un año.

El periodista, implicado en las ONG locales, asegura tener razones para creer que ha sido arrestado por motivos políticos. En un comunicado señala a los “partidarios y los discípulos de Ennahda, que están acostumbrados a utilizar métodos sucios y contrarios a la ética para golpear a quienes se oponen a ellos”.

Contactado por euronews, el periodista, que trabaja para el l’Institute For War and Peace Reporting , nos confía que no se siente cómodo en este periodo, “por el auge exacerbado del salafismo y del extremismo. Temo por mi vida cada vez que bajo a la calle para cubrir los eventos en los que participan sus partidarios” [del partido islamista Ennahda] comenta.

Su arresto no ha contribuido a calmar estos miedos: “temo que me ataquen porque me ven como un ateo que no ha respetado el Ramadán. Incluso alguna gente ha llamado a que me ataquen”.

Estas amenazas de muerte, proferidas por usuarios anónimos de las redes sociales le hacen presagiar lo peor no sólo para él, también para su país. “Creo que el dominio del partido Ennahda con el apoyo de las tendencias extremistas llevará al país a una nueva dictadura, pero esta vez será una dictadura teocrática” concluye Chourabi.