Última hora

Última hora

La vuelta al trabajo en Marikana no acaba con las reivindicaciones del sector minero

Leyendo ahora:

La vuelta al trabajo en Marikana no acaba con las reivindicaciones del sector minero

Tamaño de texto Aa Aa

Las subidas salariales pactadas con la empresa Lonmin sientan un precedente que, ahora, hace temblar a otras multinacionales presente en el Sudáfrica. Empresas que, sin embargo, han sabido lanzar la patata caliente al gobierno al exigirle que se implique en la mejora de las condiciones de vida de los mineros, así lo explica el analista de Standard Bank Group, Goolam Ballim:

“Ya no se trata sólo de un problema de repartición entre el capital y la clase obrera, sino de desigualdades sociales, de la repercusión de la inflación en el nivel de vida, así que, a partir de ahora, las empresas van a entrar en un proceso de nuevas negociaciones de los convenios colectivos que aborden de manera seria el problema de las desigualdades salariales.”

Una reflexión que, por el momento, la multinacional Amplats que controla el 40% del suministro mundial de platino no quiere aplicar a los huelguistas de la mina de Rustenburg.

Ayer, las fuerzas de seguridad reprimieron la protesta en esta región del norte del país.

Amplats ha dado como ultimátum esta noche antes de iniciar acciones legales contra los huelguistas.