Última hora

Última hora

Comienza la lucha contra los piratas de coches

Leyendo ahora:

Comienza la lucha contra los piratas de coches

Tamaño de texto Aa Aa

La pesadilla podría empezar así. Propietario de un modelo de coche llamado sin llave, usted abandona su vehículo sin mirar atrás. En el momento en que el cierre automático se activa, entra en acción un pirata. Interfiere la señal de su mando a distancia, por lo que el coche sigue abierto y puede vaciarlo tranquilamente.

El responsable es un mando que se puede comprar en Internet: un distorsionador de la radiofrecuencia.

Pero los piratas de coches pueden ir más lejos y robar el vehículo, tal y como muestran las decenas de vídeos disponibles en Internet. Para lograrlo recurren a diferentes métodos: como conectarse a la toma de diagnosis del vehículo o el desvío de funciones multimedia.

Radio-CD, GPS, Bluetooth, WIFI, toma USB… Un sinfín de puertas de acceso para los piratas.

La trampa consiste en hacer creer al vehículo que tiene la llave electrónica puesta. Pasada esta etapa, con un ordenador portátil todo es posible.

Un coche moderno es en realidad un ordenador sobre cuatro ruedas. Decenas de procesadores interconectados y millones de líneas de códigos base se esconden bajo el capó. Cuanto más comunica con el exterior, más vulnerable es.

Algunos de los mayores constructores automovilísticos han comenzado a actuar contra la piratería. Para ganar la partida, intentan blindar la informática ligada al control del vehículo y las tecnologías de comunicación a bordo.