Última hora

Última hora

Las milicias islamistas somalíes pierden terreno y apoyos

Leyendo ahora:

Las milicias islamistas somalíes pierden terreno y apoyos

Tamaño de texto Aa Aa

Obligadas a dejar la capital y replegarse por las fuerzas armadas kenianas hace ya varios meses, el pasado fin de semana doscientos combatientes de la guerrilla Al Shabab, franquicia de Al Qaeda en el cuerno de Africa, entregaban sus armas ante las tropas de la Misión de la Unión Africana en Somalia en la región de Media Shabelle, en el centro del país. El titular de Interior somalí ha hecho un llamamiento a otros milicianos a copiar el gesto y rendir sus armas: “si lo hacen”, explica, “no los dejaremos en la calle. Si se rinden de forma voluntaria, les daremos trabajo y protección. Si continúan combatiendo, entonces tendrán que vérselas con la justicia e irán a parar a la cárcel”.

El grupo islamista Hezbul Islam, fusionado con Al Shabab desde hace dos años, ha anunciado además su escisión en protesta por la presencia de yihadistas extranjeros entre los milicianos que todavía controlan importantes zonas del centro y sur de Somalia, donde pretenden instaurar un Estado musulmán de corte wahabí.
Aunque Somalia vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, el repliegue de la guerrilla de la capital, Mogadiscio, gracias a la presencia de tropas de la Unión Africana ha permitido la formación de un nuevo Gobierno.