Última hora

Última hora

Francia: supera la barrera de 3 millones de parados por primera vez desde 1999

Leyendo ahora:

Francia: supera la barrera de 3 millones de parados por primera vez desde 1999

Tamaño de texto Aa Aa

Colas para conseguir trabajo.
Una imagen tristemente familiar y una realidad cotidiana para los tres millones de parados que hay actualmente en Francia.
La segunda economía de la Unión Europea acaba de franquear hoy una barrera más que simbólica por primera vez desde 1999.

La crisis ha hecho mella en el mercado laboral y los economistas no esconden su pesimismo:

Mathieu Plane. Economista en el Observatorio Económico Francés:
“Desgraciadamente no hemos alcanzado el pico de la crisis, en todo caso desde un punto de vista social. Vamos a ver otro aumento del paro y por desgracia, cuando se examinan las cifras, vemos que hay un fuerte aumento del paro de larga duración. Vemos que cada vez hay más parados que se quedan en paro…hay un envejecimiento de los parados, con una deriva también hacia la precariedad y la pobreza”

Precariedad y pobreza. Dos palabras que asustan en un país que siempre ha dado prioridad al estado de bienestar. Pero hasta los buques insignia de la industria francesa atraviesan dificultades sin precedentes.

En los últimos 4 años se han perdido 280 000 trabajos, lo que representa el 9.5% de la fuerza laboral del país.

Los expedientes de regulación de empleo se multiplican.

El presidente François Hollande se ha comprometido a invertir la curva del paro en un año con subvenciones a los trabajos de los jóvenes y la introducción de medidas que dificulten los despidos en las empresas que generan beneficios. Pero la población se desmoraliza, y el otoño social se anuncia caliente. Para los parados, la tragedia no se limita a la pérdida del empleo.

Gilles. Parado:
“Yo hago trampa, porque pongo mi antigua profesión, la profesión que ejercía antes. No digo que soy parado porque me da verguenza”

El coste laboral en Francia ha aumentado un 19% en diez años.
El objetivo del Ejecutivo socialista de Hollande es
borrar la década perdida que separa a Francia de Alemania, que supo emprender a tiempo reformas sociales cruciales.

No todo es negativo: innegablemente Francia sigue teniendo sectores altamente competitivos como el turismo, o la industria de lujo, que además no se puden deslocalizar.

Sin olvidar la dimensión europea del problema: Francia es un país en crisis en una zona euro también en plena crisis y que tendrá que aplicar a partir del 1 de enero de 2013 el pacto de estabilidad presupuestaria.