Última hora

Última hora

Diputados uruguayos aprueban norma que despenaliza el aborto

Leyendo ahora:

Diputados uruguayos aprueban norma que despenaliza el aborto

Tamaño de texto Aa Aa

La Cámara de Diputados de Uruguay aprobó hoy con 50 votos a favor y 49 en contra un proyecto de ley que despenaliza del aborto hasta la semana doce de gestación y sin límite en caso de riesgo para la madre, siempre que se realice bajo la supervisión de las autoridades.

El proyecto aprobado por los diputados modifica sustancialmente al que votó el pasado diciembre la Cámara de Senadores, por lo que la Cámara alta tendrá ahora que darle el visto bueno definitivo en una fecha aún por determinar antes de que la norma pueda ser ratificada por el presidente José Mujica y entre en vigor.

Se espera que los senadores, que ya votaron un proyecto inicial que defendía la legalización del aborto de una forma más integral que la norma recién aprobada, den su apoyo sin reservas a este proyecto.

Asimismo, Mujica ya anunció hace tiempo que no vetaría un proyecto de estas características, por lo que si no ocurre nada fuera de lo común, Uruguay se unirá a otros países de América Latina, como Cuba y Puerto Rico, donde el aborto no estará penalizado.

El proyecto fue apoyado por 49 de los 50 diputados del Frente Amplio y un diputado del opositor Partido Independiente (PI), mientras que votaron en contra un diputado del oficialismo, otro del PI y todos los representantes de los partidos Nacional y Colorado, tras un largo debate que se prolongó durante casi 14 horas.

Según señala el proyecto de ley, las uruguayas que quieran abortar deberán acudir a un médico para expresar su deseo y éste derivará a la mujer ante un consejo formado por un ginecólogo, un trabajador social y un psicólogo para que la informen sobre todas las posibilidades que tiene tanto si quiere tener el hijo como si no quiere.

Tras eso, la mujer tendrá cinco días para reflexionar y si luego quiere seguir adelante el aborto, éste se realizará de forma inmediata y obligatoria tanto por el sistema público como privado de salud del país.

Si la mujer no acude a este mecanismo para realizar la intervención o si el aborto se produce con más de doce semanas de gestación, el delito de aborto seguirá vigente.

A pesar de estar penado por ley, en Uruguay cada año se producen más de 30.000 abortos, según cifras oficiales, aunque la realidad podría doblar ese número, señalan organizaciones no gubernamentales.

En noviembre de 2008 se aprobó una ley similar, si bien no entró en vigor debido al veto impuesto por el entonces presidente, el oncólogo Tabaré Vázquez, en un gesto que causó una gran molestia en el seno del Frente Amplio y entre organizaciones feministas.

EFE