Última hora

Última hora

La crisis europea empaña la apertura del Salón del Automóvil de París

Leyendo ahora:

La crisis europea empaña la apertura del Salón del Automóvil de París

Tamaño de texto Aa Aa

Arranca el Salón Mundial del Automóvil de París con el fantasma de la crisis del sector planeando sobre los expositores.

Despidos masivos, cierres de plantas históricas y la caída de las ventas son los principales desafíos de los constructores.

Unas empresas que intentan remontar el descenso de las ventas, que este año ha sido de un 7,1% en Europa, con nuevos modelos para satisfacer la demanda de todos los públicos.

“Está claro que la situación económica es un desafío para nosotros. Pero también tenemos que tener en cuenta nuestro límites. Tenemos que ser muy ágiles para sobrellevar esta situación porque no somos lo suficientemente fuertes para cambiar solos la economía de Europa”, dice el director general de Jaguar Land Robert Ralph Speth.

Todos los constructores europeos vaticinan que 2013 no mejorará e incluso podría empeorar.

La solución, según ellos, pasa por abaratar costes. PSA Peugeot Citroen planea suprimir 8.000 empleos en Francia y Opel ya ha puesto a más de 11.000 trabajadores en situación de desempleo parcial en Alemania.