Última hora

Última hora

Sin pagar no hay sacramentos

Leyendo ahora:

Sin pagar no hay sacramentos

Tamaño de texto Aa Aa

Los alemanes que no paguen el impuesto a la Iglesia serán excluidos de los sacramentos.

Un tribunal ha dictaminado en favor del decreto publicado la semana pasada por la Conferencia Episcopal alemana. El sistema fiscal establece que queda exento del pago del impuesto religioso todo aquel que declare no pertenecer a ninguna iglesia o haberla abandonado, sin embargo la apostasía fiscal no significa excomunión, según Magnus Lux, de la asociación “Somos Iglesia”: “En 2006, el Consejo para la interpretación de la Ley dejó muy claro que ser expulsado de la institución eclesiástica no significa renunciar a sus creencias. Y esto es muy importante. Así que los sacerdotes no podrán acogerse a la ley alemana para decir que ser expulsado de la Iglesia implica no pertenecer a la comunidad religiosa.”

El debate se inició en 2007 cuando el teólogo Harmut Zapp declaró su exclusión de la iglesia al negarse a pagar el impuesto.

David Brehler, estudiante: “Aquellas personas que no entienden la relación que hay entre religión y solidaridad deben abandonar la Iglesia. No puedo entender que la gente prefiera quedarse fuera para no pagar el impuesto religioso. Si uno es creyente, como yo lo soy, y quiere pertenecer a la Iglesia debe comprometerse con ella y pagar.”

En Alemania hay cerca de 24 millones de católicos. Cada año, unos 100.000 se dan de baja, principalmente, para quedar exentos del impuesto.