Última hora

Última hora

La protesta minera en Sudáfrica no solo no decrece, se extiende.

Leyendo ahora:

La protesta minera en Sudáfrica no solo no decrece, se extiende.

Tamaño de texto Aa Aa

Lo que empezó como una huelga localizada se ha convertido en un paro significativo del sector: 75.000 mineros, un 15% del total del país, están en huelga.

Y las alzas salariales que reclaman no se concretan. Algunas empresas ofrencen subir la mensualidad a mil rand, unos 390 euros.

“No puedo permitirme ir a la universidad o a una escuela técnica, porque gano muy poco dinero, unos mil rand al mes. Es insignificante”, explica una trabajadora.

En una de las minas los empleados han tomado una colina cercana al yacimiento para expresar su descontento.

Se quejan además de que los guardias de seguridad de las compañías ‘juegan sucio’ con ellos.
Los mineros de la zona suelen vivir en barracas cercanas al yacimiento.

“La mina tiene su propia policía, nos disparan y nos expulsan de nuestras casas porque demandamos nuestros derechos”, asegura un empleado.

En las mentes de todos ellos está sin duda muy presente la matanza de Marikana, donde la policía mató a 34 mineros que protestaban.

Las autoridades judiciales siguen, por su parte, investigándola. Las pesquisas deberían durar unos cuatro meses.

La minería es uno de los principales motores económicos de Sudáfrica, y su paralización es un asunto de consideración nacional.