Última hora

Última hora

INTERPOL: quinta cruzada contra la venta de medicinas por internet

Leyendo ahora:

INTERPOL: quinta cruzada contra la venta de medicinas por internet

Tamaño de texto Aa Aa

INTERPOL ha lanzado la mayor operación a escala mundial contra la venta a través de Internet de medicamentos falsificados e ilegales.

Pangea V ha durado una semana y su radio de acción ha incluido 100 países. El valor de los
fármacos decomisados ronda los 10 millones de dólares.

Todas las operaciones han sido coordinadas desde la sede de INTERPOL en la ciudad francesa de Lyon.

Aline Plançon. Jefa de la unidad de INTERPOL de Falsificación de Productos Médicos y Delitos Farmacológicos:

“Se han cerrado más de 20 mil farmacias on line ilegales. Se han decomisado más de tres millones de medicamentos y 70 personas han sido detenidas. Además hay 80 investigaciones que continúan en este momento.

Es evidente que el crimen organizado está involucrado en esta venta ilegal de medicamentos. Son criminales transnacionales muy organizados en todo el continente”

Lanzada por primera vez en 2008, Pangea se ha convertido en una operación anual basada en la cooperación entre policías, servicios de aduanas y diversos organismos nacionales reguladores de fármacos.

El análisis de las medicinas incautadas muestran que en muchos casos, las píldoras contienen niveles erróneos de sus principios activos. Pero puede ser peor: algunas píldoras contenían por ejemplo veneno para de ratas.

Arthiqur Rahman Meah. Director de equipo MHRA:
“Si la gente viera las condiciones insalubres en las que se fabrican, almacenan y transportan muchas de esas medicinas, no las tocarían.”

Cerca del 90% de las farmacias en internet son ilegales. Pero conseguir medicamentos sin receta sigue teniendo mercado; el 10% de los europeos reconocen que han comprado medicinas en internet.

Claire, de Lyon, dice que recurrió a internet porque la medicina que necesitaba no estaba en venta en las farmacias francesas:

Claire:
“Yo no ví ninguna diferencia entre las medicinas que compre por internet y las de la farmacia “

Otros no tienen tanta suerte. INTERPOL lo recuerda con anuncios como este. El protagonista es Chad, que no tenía seguro médico y pidió un anticoagulante barato por internet. Murió de un infarto a los 35.