Última hora

Última hora

Libia, un año después de la muerte de Gadafi

Leyendo ahora:

Libia, un año después de la muerte de Gadafi

Tamaño de texto Aa Aa

Este sábado se cumple un año de la muerte de Muamar el Gadafi, pero la sombra del dictador aún se proyecta sobre una Libia varada políticamente, carcomida por la inseguridad y en la que las milicias armadas siguen imponiendo su ley en muchos lugares del país. El ejemplo más sangrante es Bani Walid, el último bastión del antiguo régimen, sitiada desde hace dos semanas y donde todavía se refugian cientos de gadafistas.

Para el abogado de Aisha, la hija de Gadafi, uno de los capítulos pendientes de la transición es el de la muerte del dictador. “No tengo ninguna duda de que fue asesinado”, dice Nick Kaufman, “y por una cuestión de justicia, los que cometieron el crimen y también sus superiores jerárquicos deberían responder ante la ley”.

Tras cuarenta años de poder omnímodo, Gadafi terminó sus días humillado, torturado y asesinado por los mismos rebeldes a los que calificaba de “ratas” y “traidores”. En el país se generaron esperanzas de cambio que no se han visto cumplidas. En palabras de Mohamed al Magrif, el presidente del Parlamento y figura de la transición, “Libia aún no está completamente liberada de su régimen”. Debilidad de las instituciones, ausencia de un Ejército y unas fuerzas del orden… son parte de un largo etcétera de asignaturas pendientes un año después de Gadafi.