Última hora

Última hora

Cataluña y País Vasco: las razones económicas del independentismo

Leyendo ahora:

Cataluña y País Vasco: las razones económicas del independentismo

Tamaño de texto Aa Aa

La crisis económica en España ha agudizado el sentimiento independentista en las regiones históricas. Especialmente, porque este sentimiento proviene de las comunidades autónomas más ricas del Estado, aunque los casos del País Vasco y Cataluña no sean iguales. El País Vasco y Navarra poseen desde los años ochenta un concierto económico que les permite gestionar sus impuestos para luego negociar una parte de solidaridad con Madrid.

Por ello, la economía vasca resiste mejor la crisis. Otro factor es que su tejido industrial no ha caído en la misma trampa de la burbuja inmobiliaria y, por ejemplo, las cajas de ahorro se mantienen ante la hecatombre ocurrida en el resto del Estado.

Como resultado, la renta por cápita de los vascos es la más alta del país por encima de los 31.000 euros anuales. En comparación, la media española es de 23.000 euros. El paro también es más bajo, del quince por ciento, respecto al casi 25 general. Cataluña, en estos momentos, se halla a medio camino en renta por cápita.

La que todavía es la región que aporta más al Producto Interior Bruto del país, sin embargo, afronta un paro muy elevado y su gobierno debe 42.000 millones de euros. Es la comunidad autónoma más endeudada y ha pedido una ayuda al gobierno central de 5.500 millones. Cataluña no posee el mismo acuerdo fiscal que el País Vasco y, su Ejecutivo, denuncia que cada año hay 16.500 millones de euros en impuestos que se van a Madrid y no vuelven. Un caldo de cultivo para los argumentos independentistas.