Última hora

Última hora

Rompiendo el techo de cristal

Leyendo ahora:

Rompiendo el techo de cristal

Tamaño de texto Aa Aa

¿Cuántas mujeres cree usted que ocupan puestos de responsabilidad en Europa? ¿Un 20%, un 10%?

“Solo UN 3% de los directivos de empresas europeas son mujeres, y solo el 14% son miembros de los consejos de administración. Esta situación está cambiando, pero según la Unión Europea, a este ritmo, habrá que esperar 50 años para conseguir una paridad efectiva.”

“Tiene usted las aptitudes, queremos trabajar con usted. En cuanto tomaba una iniciativa un supervisor pasaba después. Era muy molesto y tenía la sensación de que eso tenía que ver con mi condición de mujer.“Este es el duro testimonio de Anne-Marie Domínguez que se sintió discriminada.

Las mujeres están todavía muy poco representadas en los consejos de administración. La barrera invisible que impide a las mujeres ascender a los puestos más altos, existe todavía por toda Europa. Anne Marie Dominguez lo ha vivido en primera persona, pues ganó un recurso de apelación por despido injustificado contra una empresa francesa.

“Me estaban quitando la posibilidad de actuar. Es decir, siempre tenía que justificarme y pedir autorización para hacer cualquier cosa, todo tenía que estar firmado y justificado más arriba en lo que concernía a los presupuestos y los medios de acción, así que tenía muy poca libertad. No se me concedía la responsabilidad de mi puesto de trabajo.”

Cada vez más países quieren cambiar esta situación, alentando a las empresas a autoregularse, o bien a adoptar la legislación en vigor. La Comisión Europea prepara un proyecto de ley que tiene como objetivo lograr un 40% de mujeres en los consejos de administración de aquí a 2020, bajo pena de sanciones.

Avivah Wittenberg Cox trata de lograr empresas más heterogéneas:

“Quisiera estar ante un techo de cristal, así sería mucho más facil. La expresión “techo de cristal” da la impresión que las mujeres encuentran barreras únicamente para alcanzar la cima de la empresa. Y para nada es lo que yo he podido constatar en las empresas. Casi desde los primeros niveles vemos un porcentaje de hombres que aumenta y un porcentaje de mujeres que decae. Eso no es un “techo de cristal”, es “amianto de género”.

Reino Unido está entre los países que trata de solucionar este problema. Allí se intensifican las iniciativas de autoregulación, aunque allí también están en contra de la política europea que defiende las cuotas.

En 2007, solo un 12% de los miembros del consejo de administración de las empresas británicas eran mujeres. El porcentaje ha pasado a más del 16%.

Este es el resultado de medidas gubernamentales y de iniciativas llevadas a cabo por distintas organizaciones.

“Nuestro objetivo está en lograr 30% de mujeres en los consejos de administración en Inglaterra de aquí a 2015, asegura Gay Collins, del Club 30%. Estamos progresando en esta materia, tras un arranque un poco difícil. Desde el pasado mes de marzo, 44% de los nuevos miembros de consejos de administración son mujeres. Vamos a lograrlo, ha llegado el momento.”

“Un estudio reciente muestra que una mayor heterogeneidad podría hacer crecer un 13% el PIB de la zona euro. Entonces, ¿A qué esperan las empresas a hacerle más sitio a las mujeres?”

El grupo de consultoría de gestión Accenture se impuso como objetivo hace años establecer un equilibrio entre géneros. Tienen un 25% de mujeres en el consejo de administración, lo que está muy por encima de la media británica. Fiona O’Hara es Directora de Operaciones.

“Accenture se ha comprometido con la diversidad desde hace 10 años. Nos dimos cuenta de que había un 75% de mujeres que regresaban del periodo de baja por maternidad. Hemos tratado de incrementar el porcentaje al 90% dando más apoyo a las mujeres tras ese periodo. Hemos sido muy flexible en cuanto a cómo iban a retomar el trabajo.”

Accenture ha introducido también un programa de tutorías para promocionar a las mujeres más talentosas y para las ejecutivas sénior con puestos de responsabilidad.

Simon Eaves es Jefe de Productos en Accenture y nos habla de este programa de tutorías: “Empezamos el programa hace un año y he promocionado a cinco mujeres que lograron excelentes resultados en nuestra organización. He pasado tiempo alentándolas, para dar forma a sus carreras dentro de la empresa.”

El grupo Thales, especializado en seguridad y transporte aerospacial, está trabajando activamente por un mayor equilibrio de género. 22% de los empleados son mujeres y sus consejos de administración incluyen 4 mujeres entre los 16 miembros, lo que equivale al 25%. Marion Broughton es vicepresidenta y encargada de operaciónes aéreas.

“En cuanto empecé a tener más responsabilidades en la gestión, sí tuve que trabajar más, y se comprobaba a la lupa que se había tomado la decisión correcta poniendo a una mujer en un puesto directivo. He tenido que trabajar muy duro para conseguir cada promoción, pero, para mí eso no es un obstáculo para progresar.”

Desde 2009, Thales controla estrictamente el número de mujeres que alcanzan la dirección con el objetivo de incrementarlo progresivamente. El porcentaje de mujeres en los más altos niveles ha aumentado del 9% al 11% en tres años.

Anne Ravaran es Vicepresidenta de Rucursos Humanos en Thales : “Lo importante es que la empresa avance paso a paso. Pues sería un error estratégico no integrarse en esa voluntad de crear más heterogeneidad en la empresa.”

Igual que sus vecinos Italia, Bélgica, Países Bajos y España, Francia está entre los países europeos que han adoptado una ley de cuotas. Los consejos de administración de las empresas francesas alcanzarán el 40% de mujeres en 2017. Es el país que ha incrementado más rápidamente el número de mujeres directivas.

9% en 2007, 22% en 2012. Diez puntos desde que la ley fue adoptada el pasado año.

La política de cuotas de género logra resultados y acarrea controversias. Las empresas se muestran reticentes sobre todo a las sanciones, pero también respecto a los méritos. Muchos hombres y mujeres de negocios comparten la misma opinión, como Pia Casanova, Presidenta Ejecutiva de EURO CRM:

“Las cuotas se dirigen a las minoría y por ello puede tener una connotación negativa, pues de igual manera, se podría decir: es usted una mujer, está usted en este puesto o forma parte de este consejo de administración por ser mujer y por entrar en la política de cuotas de género.”

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Viviane Reding, que defiende el proyecto de ley sobre cuotas de género, señala que las cuotas serían una medida temporal, hasta que se logre el equilibrio en los Consejos de Administración.

“Serío un grave error contratar mujeres únicamente por ser mujeres. Necesitamos a las mujeres porque tienen talento, porque conocen su trabajo y porque son de gran valor. Así que no se trata solo del factor femenino, sino que se trata de capacidad humana. Así que no iremos por buen camino si dejamos de lado parte de nuestra capacidad humana, solo porque son mujeres.”

Las cuotas en los consejos de administración podrían constituir un paso hacia la igualdad de géneros.

Pero la pregunta que le hacemos a Avivah Wittemberg-Cox es: ¿Eso conllevará algún cambio en la forma en la que se gestionan las empresas?

“Para nosotros, la mejor forma de evaluar la paridad en una empresa no está en los famosos consejos de administración de los que todo el mundo habla ahora. El comité de dirección es un indicador mucho mejor, pues en realidad son sus miembros quienes dirigen la empresa. Es relativamente facil tener un consejo de administración equilibrado, basta con incluir algunas mujeres sin poder ejecutivo. Y eso es lo que hacen muchas empresas.”

Bonus Web: Entrevista con Avivah Wittenberg-Cox, CEO de 20-first