Última hora

Última hora

El deseo de paz une a chiíes y suníes en el inicio del "hach", la peregrinación anual a la Meca

Leyendo ahora:

El deseo de paz une a chiíes y suníes en el inicio del "hach", la peregrinación anual a la Meca

Tamaño de texto Aa Aa

La tensiones entre chiíes y suníes en distintas zonas del mundo marcan el inicio del “hach”, la peregrinación anual musulmana a La Meca. Más de dos millones de peregrinos han llegado a esta ciudad santa saudí para cumplir con un ritual que todo creyente debe hacer al menos una vez en vida. En la mente de la mayoría, un deseo: que haya paz.

- “Me gustaría que todo el mundo árabe estuviera unido”, comentaba un ciudadano libio. “Que todos estuviéramos unidos y se acabara el derramamiento de sangre en Libia”.

- “Rezo a Dios para que haya paz en Siria. Es terrible lo que está pasando. La fiesta del cordero no será tan alegre como otros años”, se lamenta un peregrino de origen sirio.

Riad anunció la semana pasada que no pondría restricciones a la llegada de fieles procedentes de Siria, a pesar de sus severas críticas al régimen de Bachar al Asad. Sin embargo, apenas hay peregrinos de ese país este año en La Meca.

- “Es maravilloso que estemos tantas personas de distintas partes del mundo unas al lado de las otras rezando a Dios y conectadas entre sí”, afirmaba una mujer. “Hablamos distintos idiomas, pero todos podemos entender “salam”, que quiere decir paz, la paz sea con vosotros. Es increíble”.

Las autoridades saudíes han desplegado a 26.000 efectivos para garantizar la seguridad y conjurar el miedo a que se produzcan avalanchas humanas, que otros años se han saldado con decenas e incluso cientos de fallecidos.