Última hora

Última hora

El futuro laboral en Internet

Leyendo ahora:

El futuro laboral en Internet

Tamaño de texto Aa Aa

Bienvenidos a Sofía, capital de Bulgaria, donde hay conexiones wifi gratuitas por todas partes. Aleksandra Nikolova está trabajando en su propia empresa en Internet. Hace unos años decidió dejar la Universidad porque no le convencía. Creía que no estaba aprendiendo nada práctico. “Hay muchos jóvenes que están terminando la universidad y no encuentran trabajo porque no tienen experiencia. Este tipo de personas están decepcionadas por esta realidad.”

Aleksandra tiene claro que en Sofía hay oportunidades para desarrollar sus aptitudes en el mundo digital. Forma parte de una nueva generación de jóvenes búlgaros que están lanzando su propio negocio en Internet. Bulgaria tiene una de las conexiones a la red más rápidas del mundo y hay proyectos de investigación para apoyar ideas nuevas. “Los jóvenes están preparados para esto. Le ha llegado el momento a una nueva generación que creció delante del ordenador.”

Aleksandra nos presenta a un grupo de jóvenes que trabajan en “Eleven”, un nuevo acelerador de empresas que están empezando.

Financiado principalmente por el Fondo Europeo de Inversiones, tiene doce millones de euros para apoyar a nuevos empresarios en los próximos tres años.

Pero no todo es gratis. “Eleven” aporta hasta un máximo de 50.000 euros, y a cambio se queda con una participación en la empresa de un 13 por ciento.

Junto con su equipo, Alexandra consiguió la financiación inicial, gracias a su inspiración y conocimientos de cómo desarrollar su negocio.

Daniel Tomov explica la importancia de “Eleven”, del que es cofundador. “Es muy difícil conseguir financiación para una empresa que está empezando en esta región. Los bancos no suelen financiarlas porque no tienen garantías. Sólo tienen un buen equipo con una idea, y es difícil encontrar un avalista.”

En su tiempo libre Aleksandra dirige una web que informa sobre las oportunidades de negocio en Internet: Startupebulgaria.com. Ha ganado un premio europeo por promover entre los jóvenes las carreras en nuevas tecnologías. “Los jóvenes utilizan Internet principalmente por placer. Buscan trabajos normales, cosas normales. No quieren arriesgarse y todo lo nuevo lo ven como un riesgo.”

Los cofundadores de Betahaus han decidido arriesgarse. Alexandre Mihaylov y Alexandre Kitov trajeron su idea de Alemania. Ambos creen que la calidad no tiene que estar necesariamente ligada a una oficina tradicional. Además del espacio de trabajo, salas de conferencias y de reuniones, en Betahaus también hay una cafetería en la planta baja donde pueden celebrar eventos o relajarse y descansar. Betahaus es para Mihaylov un lugar de encuentro. “Este sistema es una mezcla de vida personal y de trabajo, no es sólo una oficina, y por eso lo llamamos “la casa”. La gente no paga por la mesa en sí misma, por la silla, por el wifi… Pagan por la comunidad, porque aquí hay muchas posibilidades de cooperación.”

En Betahaus trabaja “Start it Smart”, un club de empresarios que apoya a los jóvenes con buenas ideas. Radoslav Georgiev es uno de ellos. “En Bulgaria, ser empresario no es algo a lo que la gente esté acostumbrada, todos relacionan el negocio con algo oculto, bajo una mesa… Y sólo queremos compartir los conocimientos que tenemos de nuestros propios comienzos con la comunidad.”

Sin duda la mentalidad está cambiando. Muchos jóvenes están dando lo mejor de sí mismos para hacer realidad sus ambiciones.