Última hora

Última hora

Trípoli, el polvorín del Líbano

Leyendo ahora:

Trípoli, el polvorín del Líbano

Tamaño de texto Aa Aa

Vecinos mal avenidos. Un poco más desde el asesinato del jefe de la Inteligencia libanesa, Wissam al Hassan, en el atentado de Beirut del viernes de la semana pasada. Los choques sectarios han dejado más de una decena de muertos desde entonces. La mayoría en los barrios de Jabal Mohsen y Bab al Tabbaneh, en Trípoli.

“ Mi hijo pasaba por el barrio de Abu Issam. Se compró un pastel y al volver fue alcanzado por las balas de un francotirador. El proyectil le atravesó el cuerpo y le destrozó el corazón”

Esta madre no es la única que cuenta historias como ésta en Bab al Tabbaneh, de mayoría suní.

Justo enfrente, se encuentra el barrio de Jabal Mohsen, el bastión alauí en el norte del Líbano. Los carteles con la cara de Bachar al Assad en las calles no dejan lugar a dudas sobre la filiación de sus habitantes. Rifaat Eid, es uno de los líderes de la comunidad alauí libanesa:

“ No queremos ni violencia, ni armas, pero las condiciones nos han empujado a esta situación. Somos una minoría. Sin un Estado y Ejército fuertes en El Líbano, y sin garantías, no vamos a abandonar las armas”

Jamel Ezzedini, enviado especial:

“ Las calles que separan las dos zonas, la alauí y la suní, son numerosas aquí en Trípoli. Los enfrentamientos se activan o terminan de manera imprevisible. El conflicto sectario continúa y el sufrimiento de la población aumenta de manera exponencial. Salir a la calle o equivocarse de calle puede suponer la muerte”