Última hora

Última hora

La UE simplifica las herencias transfronterizas

Leyendo ahora:

La UE simplifica las herencias transfronterizas

Tamaño de texto Aa Aa

Mucha gente prefiere evitar el tema de la muerte. Sobre todo cuando se trata de los preparativos: la complejidad de los procesos de herencia. Puede llegar a ser una pesadilla legal para los familiares, y también puede llegar a ser muy caro. Es lo último que necesitan las familias tras perder a un ser querido: estresantes trámites administrativos, que se complican aún más cuando el fallecido tiene propiedades en más de un país.

Son cada vez más los europeos que aprovechan las ventajas de la ausencia de fronteras, y según los datos oficiales, casi medio millón de familias tienen que pasar por los trámites de herencias transfronterizas al año en Europa.

Malta es uno de los países en los que suele surgir este problema. Wilfried Tops, alemán, se ha retirado en la isla con su mujer y lucha por dejar preparado su testamento tras haber tenido un problema de salud. Su situación es más que complicada. Tiene su residencia en Malta, nacionalidad alemana y ha trabajado en Reino Unido y Alemania, donde nacieron sus dos hijos. También tiene una propiedad en Suiza.

No es raro que esté intentando dejarlo todo arreglado, para asegurar que sus propiedades pasen sin problemas a la siguiente generación. “Pensé que lo mejor sería consultar con abogados en los países en los que tengo propiedades, y pedirles que representen a cualquiera de mis hijos o nietos para ver qué es lo mejor para ellos, y tener una visión global. Y me di cuenta de que era casi misión imposible. Es prácticamente imposible ser justo con todos.”

Esta familia ha recibido con alegría la noticia de que los políticos de la Unión Europea han aprobado una nueva ley que pretende simplificar los procedimientos y reducir los costes.

Los casos transfronterizos se solucionarán en una jurisdicción, con un único criterio para determinar qué ley se aplica: la ley del lugar de residencia del fallecido. Pero en cualquier caso, el preparar el testamento se puede elegir la ley del país de su nacionalidad, aunque vivan en otro lugar. Los países de la Unión Europea tienen diferentes leyes sobre las herencias. Algunos dan menos poder de elección a los ciudadanos, obligando, por ejemplo, a que los hijos reciban partes iguales.

Los Estados Miembros tienen ahora tres años para adoptar los cambios, aunque Reino Unido e Irlanda han decidido no participar en algunos puntos.

En Malta, que también se opuso a la reforma, un comité especial vigilará lo que se supone que será una transición complicada, explica Clinton Bellizzi, presidente del Consejo Notarial de Malta. “Se ha abordado con prudencia e inquietud, en el sentido de que no sabemos cómo va a funcionar en el día a día, porque es totalmente nuevo con respecto a lo que estamos acostumbrados, y los principios legales a los que nos hemos acostumbrado cuando resolvemos un caso de herencia, incluso cuando se trata de herencias transfronterizas. Todavía no está claro si va a funcionar, y la prueba está en la puesta en marcha.”

Para saber más sobre el impacto de la nueva ley viajamos hasta la ciudad francesa de Forbach, en la frontera francoalemana. Los abogados y notarios tienen que resolver frecuentemente casos transfronterizos y dicen que la reforma podría ser un gran cambio para los que tienen propiedades en ambos países.

Con la eliminación de las fronteras, cada vez más personas viven y trabajan en ambos países, y como es normal, tienen bienes e intereses en los dos. Otra parte de la nueva ley es la introducción de lo que se conoce como el Certificado Sucesorio Europeo.

Dicen las autoridades que demostrará quiénes son los herederos o administradores de una herencia, sin tener que realizar más gestiones en la Unión Europea.

No muy lejos de Forbach conocemos a Angelo Giangreco, un italiano que tiene su empresa en Alemania y su casa en Francia. Todavía no ha preparado su testamento, y nos cuenta que apoya cualquier esfuerzo para hacer los procedimientos transfronterizos más fáciles. “Tengo una empresa que fabrica ascensores para varios clientes extranjeros, en Francia, Bélgica, Luxemburgo, y también para Italia. Mis hijos son bilingües. Su madre es alemana, yo soy italiano, hablan francés y alemán. Por supuesto nos interesa mucho, especialmente para mis hijos, que en algún momento se unifique la legislación a nivel europeo. Por ejemplo si quieres ser autónomo, montar una empresa o formar una familia.”

Algunos notarios de la zona dicen que un tercio de sus clientes tienen problemas transfronterizos, y acuden a ellos desesperados, necesitados de ayuda en situaciones difíciles.

En Forbach también conocemos a uno de los principales expertos en herencias internacionales de Europa, Edmond Jacoby. Apoya la nueva reforma. Le consultaron cuando prepararon el primer borrador. “Un alemán que viva en Francia no podía decir “prefiero las leyes nacionales alemanas, así que para mi herencia elijo las leyes de mi país”. No era posible legalmente. También había mucha frustración, porque los procedimientos legales que la gente había empezado con un notario alemán, por ejemplo, tenían que repetirlas ante un notario francés, para una propiedad situada en territorio francés.”

Los expertos advierten de que los impuestos por los bienes a heredar no están contemplados en la reforma. Por ahora, siguen bajo la ley de los Estados. Su principal consejo es: planificarlo bien, con antelación, y con un buen apoyo legal.