Última hora

Última hora

Obama promete apoyo "a largo plazo" a los damnificados del huracán Sandy

Leyendo ahora:

Obama promete apoyo "a largo plazo" a los damnificados del huracán Sandy

Tamaño de texto Aa Aa

Barack Obama ha prometido que Washington apoyará “a largo plazo” a los damnificados del huracán Sandy. “No toleraremos ninguna burocracia. Vamos a hacer lo necesario para que recibais ayuda tan rápido como sea posible”, dijo el presidente estadounidense durante una visita a las zonas siniestradas en el estado de Nueva Jersey.
 
Acompañado por el Gobernador republicano Chris Christie, Barack Obama se ha subido a un helicóptero para observar desde el cielo los destrozos dejados por Sandy. Christie, un férreo crítico del inquilino de la Casa Blanca, ha elogiado en cambio la respuesta de la administración Obama ante el huracán, que sólo en Nueva Jersey ha dejado más de dos millones y medio de personas sin suministro eléctrico y extensos daños al sector turístico. A petición de los gobernadores, Obama ha declarado los estados de Nueva Jersey y Nueva York como zonas de desastre, antes incluso de que las autoridades evaluen los daños. 
 
Obama ha visitado algunos lugares de Atlantic City, conocida como “Las Vegas” del este estadounidense. La bulliciosa ciudad ahora parece una ciudad fantasma tomada por las excavadoras y la policía. Atlantic City, una ciudad de 40.000 habitantes y una gran población flotante de turistas, has visto como “Sandy” destruía su paseo marítimo, el más largo del mundo fabricado en madera, como presumían hasta el lunes las autoridades turísticas.
 
Esta visita se produce a sólo seis días de las presidenciales. Obama debe mostrar ahora más que nunca sus dotes de liderazgo en un momento crítico para el país, que se enfrenta a la enorme tarea de la reconstrucción. De hecho, el candidato demócrata interrumpió el lunes pasado todos los actos de campaña y no los retomará hasta este jueves. Hace 7 años, la criticada gestión tras el paso del Katrina hundió la popularidad del entonces presidente, George Bush. Obama no puede correr el riesgo de mostrarse indiferente y por eso quiere mostrar que está en primera línea.
 
Las ciudades costeras de Nueva Jersey fueron barridas por las olas y por inundaciones, que en algunos puntos alcanzaron el metro y medio. Por el momento, en este estado se han contabilizado 6 víctimas mortales. En total, la cifra de muertos dejados por el huracán se eleva ya a 64, treinta de ellas en Nueva York. Seis millones de hogares siguen sin luz y muchos lo han perdido todo. Más de 7000 guardias nacionales trabajan a destajo para abrir las carreteras cortadas, rescatar a las personas de las casas inundadas y ayudar a las víctimas. Entretanto, en Nueva York, 500.000 hogares siguen a estas horas sin electricidad, la mitad de ellos en Manhattan. Las autoridades reconocen que pasarán días antes de que Nueva York vuelva a respirar un aire de cierta normalidad. 
Dos de los aeropuertos de Nueva York recuperan progresivamente la normalidad, también funcionan algunos trenes de cercanías y una parte del metro empezará a funcionar mañana de forma limitada.