Última hora

Última hora

Atlantis, del espacio al reclamo turístico

Leyendo ahora:

Atlantis, del espacio al reclamo turístico

Tamaño de texto Aa Aa

Con el Atlantis, EEUU dejó de volar al espacio. Y este viernes recorre 16 kilómetros, los que le separan del hangar hasta un nuevo complejo de exposiciones en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida.
Desde que hace un año la NASA decidiera cerrar su programa de transbordadores espaciales, varias ciudades de EEUU se disputan el honor de albergar estos símbolos del que fuera programa estrella de la exploración espacial norteamericana.
El Discovery ha ido a parar a Virginia, el Endeavour al California Science Center, pero el Atlantis fue el último transbordador estadounidense que voló al espacio, tras veinticinco años de servicios.
Salió de Cabo Cañaveral, donde pasará su jubilación como reclamo turístico, para una última misión de 13 días en julio del año pasado. Antes de iniciar el viaje de regreso a la Tierra, la tripulación del Atlantis dejó en la Estación Espacial Internacional la bandera que viajó en la primera misión de un transbordador. Es la imágen con la que EEUU se retiraba, por razones puramente económicas, de la carrera espacial iniciada con el fragor de la Guerra Fría. Pero con el propósito de volver al espacio, esta vez con proyectos de financiación privada.
Atlantis tiene historia, además, porque ha sido el transbordador con mayor trayectoria internacional. Llevó el telescopio espacial Hubble al espacio en uno de sus 185.000 kilómetros recorridos. Viajó diez veces a la Misión Espacial Internacial y fue el primero en atracar la plataforma orbital rusa Mir.