Última hora

Última hora

Neumáticos hechos con diente de león y guayule

Leyendo ahora:

Neumáticos hechos con diente de león y guayule

Tamaño de texto Aa Aa

“Aquí tenemos un neumático hecho con caucho de guayule en lugar del caucho natural utilizado habitualmente. Y aquí hay un neumático hecho con látex de diente de león ruso, en lugar del caucho natural habitual”, explica Peter Snel, jefe del departamento de Investigación y Desarrollo de Apollo Tyres.

Se trata de los nuevos ingredientes de unos neumáticos todavía en pruebas. El guayule y el diente de león crecen en Europa, contrariamente al árbol del caucho. Los neumáticos de nuestros vehículos podrían ser fabricados en breve con ingredientes locales.

Los conductores que han probado los prototipos han mostrado su satisfacción.

“Sobre asfalto mojado, tenemos una mejor adherencia si la comparamos con el caucho natural del árbol del caucho. Hay que mejorar la resistencia y la consistencia del neumático, pero estos nuevos cauchos tienen un gran potencial”, añade Snel.

Los nuevos neumáticos han sido desarrollados en laboratorio, en el marco de un proyecto de la Unión Europea. Su objetivo es encontrar alternativas al árbol del caucho, con soluciones naturales y locales.

“Esto es diente de león ruso, originario de las montañas de Kazajistán, cerca de la frontera china. Y el guayule, que crece en regiones semi-áridas, como el sur de España o el norte de África”, explica Hans Mooibroek, coordinador del proyecto europeo EU-PEARLS.

Los investigadores querían plantas que crecieran en Europa e hicieran caucho de buena calidad. El guayule y el diente de león podrían permitir a los europeos depender menos de los países asiáticos e iniciar una producción propia de látex.

“Este es el material extraído del diente de león ruso tras un ensayo de plantación en Alemania. También podemos extraer el caucho bruto del guayule, que tiene una gran densidad molecular. Podemos ver su gran elasticidad y densidad necesarias para la fabricación de neumáticos”, señala Mooibroek.

A pesar de estos avances, los fabricantes de neumáticos no van a abandonar el caucho tradicional de un día para otro. Aunque los nuevos neumáticos podrían llegar a nuestras carreteras antes de lo que creemos.

“Desde un punto de vista tecnológico, será dentro de poco. Pero hay que cultivar un volumen importante de estas plantas e integrarlas en el proceso industrial. Y eso lleva tiempo”, concluye Snel.