Última hora

Última hora

Gobierno y oposición se reúnen para parar la sangría de los desahucios en España

Leyendo ahora:

Gobierno y oposición se reúnen para parar la sangría de los desahucios en España

Tamaño de texto Aa Aa

Con pintadas de “Asesinos”.

Así han amanecido algunas sucursales bancarias en el norte de España tras el suicidio de Amaia Egaña cuando iba a ser expulsada de su vivienda.

Después de su trágica muerte dos bancos, Kutxabank y Caja Laboral han suspendido todos los desahucios.

Lo han hecho hasta que el Gobierno de Mariano Rajoy tome una decisión. El lunes, Rajoy se reunirá con el líder de la oposición, Alfredo Perez Rubalcaba, para intentar que las entidades den más tiempo a los que no pueden pagar sus hipotecas.

“Que nadie se quede sin casa en España por no poder pagar una hipoteca en un momento de dificultades sobrevenidas, de dificultades con las que no contaba cuando firmó la hipoteca, ese es el objetivo”, declaraba Rubalcaba.

La segunda muerte en quince días a causa de los desahucios ha conmocionado a una opinión pública que, al igual que los jueces, exige un cambio en la legislación hipotecaria.

El objetivo es parar la sangría de más de 500 desahucios diarios.

“Siento dolor y también vergüenza, vergüenza porque el sistema y en concreto el sistema judicial del que yo soy responsable no ha sido capaz de llegar a tiempo”, apuntaba el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra.

No solo los jueces han manifestado su desacuerdo con la legislación vigente.

El Sindicato Unificado de Policía ha anunciado que respaldará a los agentes que se nieguen a participar en desahucios y que incluso los defenderá jurídicamente.

La pelota ahora está en el campo de los políticos.