Última hora

Última hora

Las ramificaciones políticas de caso Petraeus

Leyendo ahora:

Las ramificaciones políticas de caso Petraeus

Tamaño de texto Aa Aa

John Allen es el segundo peso pesado del Ejército estadounidense salpicado por el caso Petraeus. Lo que empezó como un escándalo extramarital que costó el puesto al exdirector de la CIA, tiene cada vez más repercusiones y posibles implicaciones.

Cuatro días después de la dimisión de David Petraeus, la casa en Carolina del Norte de Paula Broadwell, su examante y biógrafa, ha sido registrada por agentes del FBI.

Se sospecha que Broadwell tuvo acceso a información clasificada falta por determinar si con o sin ayuda del general durante los meses que duró su relación sentimental.

El FBI descubrió el amorío, reconocido por los dos protagonistas, cuando investigaba una denuncia por amenazas interpuesta por otra amiga de Petraeus contra Paula Broadwell.

Uno de los secretos a los que pudo tener acceso Broadwell se refiere al ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi.

Petraeus renunció a su cargo pocos días antes de su comparecencia prevista ante un comité en el Capitolio sobre los posibles fallos de seguridad que dieron lugar a ese ataque, en el que murieron 4 estadounidenses.

Lo turbador del asunto es que apenas un mes después del atentado, Broadwell aseguró que los autores fueron libios, que querían liberar a prisioneros de una cárcel secreta de la CIA situada dentro del complejo y que Petraeus estaba al corriente de la existencia de esa prisión.

Además del riesgo de que se haya producido una filtración de secretos de Estado, otro aspecto controvertido es que el caso se hiciese público solo tres días después de la celebración de las elecciones presidenciales, aunque según denuncian algunos republicanos, la Casa Blanca tenía conocimiento de lo que estaba pasando desde el pasado verano.

Desde el partido del Elefante se asegura que los efectos de la noticia podían haber sido distintos tres días antes del 6 de noviembre.