Última hora

Última hora

EE.UU: comienza la cuenta atrás patra evitar el precipicio fiscal

Leyendo ahora:

EE.UU: comienza la cuenta atrás patra evitar el precipicio fiscal

Tamaño de texto Aa Aa

El Capitolio se prepara para la investidura de Obama el 20 de enero, pero el recién reelegido presidente tiene que negociar ya con el Congreso, donde las mayorías no han cambiado, su plan de contención del déficit presupuestario, que subió un 22% en octubre.
Y el tiempo apremia. Hay que llegar a un acuerdo antes de finales de 2012 para evitar el precipicio fiscal, es decir, la entrada en vigor automática de subidas de impuestos para todos los hogares y recortes de gastos de 600 mil millones de dólares.

Sin acuerdo político, la economía estadounidense podría sufrir una contracción del 0,5% de su PIB, con las previsiones apuntando a un crecimiento del 2% en 2013 y un aumento del paro hasta el 9,1%. Actualmente está en el 7,9% Las negociaciones se encallan en la reducción de los impuestos para las rentas superiores a 250 mil dólares anuales, que el presidente Obama quiere suprimir y los republicanos mantener.

El martes, de vuelta al Capitolio tras siete semanas de interrupción, el líder de la minoría republicana en el Senado se mostró ambiguo:

Mitch McConnell:
“El país tiene por delante retos extraordinariamente difíciles en el próximo par de meses. Las elecciones han quedado atrás y ya estamos listos para empezar”

Algunos republicanos, como la congresista republicana Marsha Blackburn se oponen a una subida de impuestos:

Marsha Blackburn:
“De lo que queremos estar seguros es de que no habrá subidas de impuestos para los particulares. La historia ha demostrado que si se mejora un poco la legislación fiscal, si se colman ciertas lagunas, si se equilibra y se hace más justa, los ingresos aumentan”

John Boehner, que preside la Cámara de los Representantes, donde los republicanos son mayoritarios, parece abierto a un acuerdo.

Stefan Grobe. euronews
“Comprobaremos si los republicanos quieren realmente un acuerdo con los demócratas el viernes, que es cuando el presidente Obama se reune con los líderes de Congreso en la Casa Blanca. Si no colaboran será como empujar a Estados Unidos a la recesión. Y eso tendrá también repercusiones en Europa”