Última hora

Última hora

El general Allen se enreda en las faldas del escándalo Petraeus

Leyendo ahora:

El general Allen se enreda en las faldas del escándalo Petraeus

Tamaño de texto Aa Aa

Un lío de faldas cuando menos virtual ha dejado en suspenso el nombramiento del general John Allen como comandante en jefe de la OTAN en Europa. La decisión la ha tomado el presidente estadounidense, Barack Obama, tras hacerse público que Allen está siendo investigado por mantener un intenso intercambio de correos electrócnicos inapropiados con una mujer casada.

Aún así, “Obama sigue confiando plenamente en Allen”, ha dicho el portavoz de la Casa Blanca, y le está muy agradecido por “la excelente labor” que ha hecho y seguirá haciendo, por el momento, al frente de las tropas aliadas en Afganistán.

Los mensajes de la discordia, unos 200, según la prensa estadounidense, los intercambió con Jill Kelley, una mujer de 37 años madre de 3 hijos que había denunciado ser víctima ciberacoso. El FBI descubrió con sorpresa que esos correos amenazadores se los había enviado Paula Broadwell, la amante y biógrafa del director de la CIA, el exgeneral David Petraeus.

Según parece, Broadwell, casada al igual que Petraeus, veía a Kelley como una rival peligrosa para su relación extraconyugal. Petraeus dimitió como director de la CIA el pasado viernes abrumado por el escándalo. Broadwell está siendo investigada por si se aprovechó la relación para hacerse con información reservada.