Última hora

Última hora

Siete hombres tienen el destino de China en sus manos

Leyendo ahora:

Siete hombres tienen el destino de China en sus manos

Tamaño de texto Aa Aa

Xi Jinping se ha convertido en el timonel de un barco en plena tempestad. Junto a él, otros seis hombres tendrá que dirigir China en la próxima y decisiva década, en la que se espera que el dragón asiático se convierta en la primera potencia mundial.

Xi Jinping tendrá en sus manos a partir de marzo todo el poder, incluido el militar. Así se expresaba en su primer discurso como jefe del Partido Comunista Chino: “El oartido se enfrenta a muchos retos, problemas acuciantes que tenemos que resolver: la corrupción entre los miembros y líderes del partido, su alejamiento del pueblo, la burocracia y el formalismo exagerados”.

A Xi Jingping le espera una sociedad sedienta de cambios y una clase media china, ajena al ideal comunista, que pronto estará formada por 700 millones de consumidores. “La brecha entre ricos y pobres en China es demasiado importante. Las zonas remotas son muy pobres y espero que puedan desarrollarse en el futuro”, opina un joven. Un anciano dice: “Los próximos 10 años serán los más importantes para China. Se espera que el país alcance un nivel más alto en términos de crecimiento económico y limpieza del Gobierno”.

Retos internos y desafíos en el plano internacional, en el que China deberá saber encontrar el equilibrio entre su creciente influencia mundial y las tensas relaciones con sus vecinos, en especial, con Japón.