Última hora

Última hora

De Bangkok a Riga, una buena idea convertida en negocio

Leyendo ahora:

De Bangkok a Riga, una buena idea convertida en negocio

Tamaño de texto Aa Aa

“Buenos días a todos, bienvenidos. Esta semana, el equipo de Business Planet estamos en Riga, capital de Letonia. Este país ha sufrido mucho la crisis durante los últimos años. Ahora, los indicadores económicos vuelven a verde. El crecimiento, por ejemplo, podría alcanzar del cuatro al cinco por ciento el próximo año. Y uno de los motores de este crecimiento está en el espíritu emprendedor. Se ha desarrollado enormemente aquí durante los últimos años”.

La buena idea la tuvo Gintz Ziverts hace unos meses, después de haber vivido doce años en el sudeste de Asia, sobre todo en Tailandia. Este letón de 28 años ha abierto el primer restaurante tailandés de Riga. El éxito ha sido inmediato. Gintz ha creado siete puestos de trabajo y casi ha duplicado la cifra de negocio que había imaginado.

“Vivía en Bangkok, conocí su cocina, y pensé que este tipo de comida y de vida no existían en Letonia”, cuenta Ziverts. “Entonces tuve la idea de crear un restaurante de comida tailandesa en mi país, sencilla y con buenos precios, al alcance de todos… Pero era algo nuevo en Letonia, y esto fue un poco difícil de explicar a los inversores”.

Al final, Gintz lo consiguió. Planea ahora abrir otros restaurantes de este tipo en la capital letona, incluso crear una franquicia. Para lanzar su proyecto, Gintz consiguió un préstamo de unos 65 mil euros y una subvención de otros diez mil.
Fondos obtenidos gracias al programa “New Start”, puesto en marcha en Letonia en asociación con el Fondo Social Europeo. Su objetivo: permitir a emprendedores de 25 a 40 años llevar a la práctica sus buenas ideas. Este programa ha permitido además a Gintz llenar sus lagunas en contabilidad.

“Con este curso de contabilidad, aprendí a gestionar mis fondos, aprendí a contratar trabajadores en Letonia, cuál es la ley detrás de todo esto, cómo tenía que hacerlo y cuáles pueden ser los obstáculos”.

El Fondo Social Europeo del que se benefició Gintz es uno de los instrumentos de financiación de la Unión Europea que permite ayudar a los países en mayores dificultades durante este período de crisis. En Letonia el programa New Start, puesto en marcha en 2009, ha supuesto un verdadero impulso para los emprendedores.

“Bajo este programa Letonia ha creado 700 nuevas empresas y 1300 nuevos empleos. Esto es admirable”, asegura Inna Steinbuka, Jefa de la Representación de la Comisión Europea.

“Las principales llaves del éxito son: primero, la idea, segundo, el trabajo duro, y, tercero, conseguir la financiación”, aconseja . Para conseguir la financiación tienes que hacer que tu idea resulte atractiva para los inversores”, asegura Gintz.