Última hora

Última hora

Israel y Hamás, la historia se repite

Leyendo ahora:

Israel y Hamás, la historia se repite

Tamaño de texto Aa Aa

Mientras los israelíes continúan concentrando soldados y armamento pesado junto a la frontera con Gaza, señal de que una ofensiva terrreste es posible, su Gobierno dice que prefiere una solución diplomática. Un argumento, ya conocido, y es que, en su opinión, la seguridad del pueblo israelí está por encima de todo.

Su primer ministro, Benjamin Netanyahu justificaba la ofensiva con estas palabras: “No hay más simetría moral, no hay más comparaciones entre Israel y las organizaciones terroristas en Gaza. Los terroristas están cometiendo crímenes de guerra por partida doble: atacan a los civiles israelíes y se esconden detrás de los civiles palestinos, mientras que Israel evalúa cada medida para evitar víctimas civiles”.

Sin embargo, la situación sobre el terreno está bien lejos de corroborar su discurso. Las imágenes terribles que llegan desde la franja de Gaza, se parecen mucho a las de las de la operación ‘Plomo Fundido’ que hace cuatro años provocó 1.400 muertos entre los palestinos.

Al cumplirse el sexto día de ofensvia israelí, el balance de víctimas en Gaza alcanza, en esta ocasión, las 95 personas, entre ellas muchas mujeres y niños.

En el territorio israelí son tres los muertos como consecuencia del impacto de los proyectiles lanzados desde Gaza. Artefactos que siguen cayendo y que podrían alcanzar, incluso, la ciudad de Tel Aviv.

Sin embargo, Hamás no tiene más interés en complicar aún más las cosas que Israel en desatar una ofensiva terrestre. Una situación de tensión que podría degenerar peligrosamente.

Ninguna de las dos partes parece dispuesta a ceder, en sus condiciones, para establecer un alto el fuego. Israel quiere que todos los grupos armados de Gaza dejen de tirar proyectiles pero las rivalidades internas en Hamás, no ofrecen muchas garantías. Los palestinos quieren que se acabe con lo que consideran como una agresión.

La coyuntura tampoco es favorable. Israel celebrará elecciones anticipadas dentro de unos meses, la lucha por el poder en Gaza continúa y los países árabes de la región viven una auténtica convulsión. Mientras tanto sigue el drama de los civiles palestinos.