Última hora

Última hora

San Nicolás lleva a Ámsterdam regalos... y polémica

Leyendo ahora:

San Nicolás lleva a Ámsterdam regalos... y polémica

Tamaño de texto Aa Aa

La tradicional llegada de San Nicolás a Ámsterdam de este año ha sido más o menos como todos los años: niños expectantes, un San Nicolás sonriente y sus ‘sirvientes’ en el barco.

Sirvientes… o esclavos: los llamados ‘Zwarte Pieten’ o ‘Pedros Negros’ están en el centro de la polémica por ser considerados racistas.

El activista Quinsy Gario fue detenido junto a decenas más por protestar contra este elemento de la centenaria festividad el año pasado. La llegada de San Nicolás desde España se celebra hace siglos, los ‘Zwarte Pieten’ se introdujeron en 1850, cuando seguía siendo vigente la esclavitud.

“En los tiempos de la esclavitud, la idea principal era que los negros valían menos que los blancos. Ahora en 2012 tenemos que admitir que estas ideas no se aplican a nuestra época”, explica Gario.

Además los sirvientes son los malos de la función: San Nicolás se encarga de los niños buenos y ellos castigan a los niños malos.

“No puedes culpar a una ciudad como Amsterdam”, defiende este ciudadano local, “que es tan multicultural de racista”. Otra también apoya esta tesis: “Cuando era adolescente pensaba que la tradición era racista, pero ahora no lo creo. Simplemente van de negro porque su profesión es limpiar chimeneas”.

El discurso tradicional es que tenían la tez ennegrecida por repartir los regalos por las chimeneas, pero para los activistas las coincidencias son demasiadas para atenerse a esta explicación.